logo
Entretenimiento
Entretenimiento 11/06/2021

Maribel Guardia confesó que estuvo a punto de ver morir a su esposo tras contagiarse de la Covid-19

La artista también se contagió y ahora sufre de algunas secuelas, pero dijo que lo peor le tocó a su esposo quien “casi se me muere”

Maribel Guardia estuvo conversando en el late night show Montse & Joe, en el cual reveló la pesadilla que vivió por la Covid-19. Y es que la artista contó la amarga experiencia que tuvo que atravesar por el contagio de su esposo Marco Chacón. Quien, según ella, estuvo con graves complicaciones de salud debido al peligroso virus.

Maribel Guardia expresó muy conmovida que en estos momentos de pandemia en el mundo, lo único que hay que pedir es salud, porque con ella todo lo demás se logra. Y más cuando vio tan mal a su esposo a causa de la Covid. “Me fue muy suave, pero casi me quedo viuda. A él sí le dio fuertísimo. Casi se me muere”, confesó la expareja de Johan Sebastián.

Maribel: “Gracias a Dios ya pasó”

A pesar de que su esposo hace ejercicio y lleva una vida saludable, este se vio con complicaciones para poder respirar y oxigenar la sangre, pero no necesitó de hospitalización. “No fue a parar al hospital porque en ese momento no había hospitales -disponibles-. Fue en diciembre, entonces estaban a reventar todos los hospitales públicos y privados. Todo fue en la casa. Pero gracias a Dios ya pasó”, señaló Maribel en el late night show.

Acerca de las secuelas que le pudieron haber quedado a la pareja, Guardia relató que su cabello se empezó a car en exceso. Además que siempre se siente muy agotada, pero que intenta seguir realizando ejercicios para mantener actividad física.

“Cuando yo tuve a ese bebé en los brazos, fue lo más bello en este mundo

También estuvo conversando sobre cómo se enteró que iba a ser abuela ya cuando la esposa de su hijo, Julián Figueroa, Imelda Garza Tuñón tenía 7 meses de embarazo. Esto se debió a que su nuera es muy delgada y no tenían sospechas acerca de un bebé.

“Bueno, a mi me dijeron a los 7, pero yo creo que ella se enteró cuando tenía como 6. Y se tardaron un mes en decírmelo, pero cuando yo tuve a ese bebé en los brazos, fue lo más bello en este mundo. Es una experiencia increíble”, relató Maribel. Añadiendo qué lo más difícil de ser abuela es que no puedes interferir en la crianza de los padres.

“Lo más difícil fue con el bebé pues a veces uno tiene ciertas ideas de ellos, y los padres tienen otras. Bueno, es que Ime lo mandaba a dormir y él se iba solito y yo ´¡Ay cómo! hay que leerle un cuento, ay que rezarle, ¿no?´ y me decía: ´no tía´. Y el bebé se iba contento y se metía solito”, concluyó contando sobre su nieto llamado José Julián.

Descubre más: