Las insólitas reglas para los invitados a la boda de Meghan y Harry

Los novios han invitado al enlace a 2.640 personas. El protocolo para la boda es muy estricto y los invitados tendrán que cumplir a cabalidad ciertas normas

Por Agencias

La fecha, el lugar, la música, las flores, y el pastel están listos para la boda del príncipe Enrique y Meghan Markle, el acontecimiento más esperado del año para el que apenas quedan tres días.

Meses de especulaciones y "chismorreos", el pasado 27 de noviembre, la pareja anunció su compromiso a bombo y platillo, a las puertas del palacio de Kensington.

Invitados

Los novios han invitado al enlace a 2.640 personas, entre las que no se encuentra ningún político, pero sí 1.200 "ciudadanos de a pie procedentes de todos los rincones del Reino Unido", señaló el Palacio de Kensington, residencia oficial de los hijos del príncipe de Gales y donde vivirá la pareja después de contraer nupcias.

El protocolo para la boda es muy estricto y los invitados tendrán que cumplir a cabalidad las normas:

  • Evitar zapatos muy altos, piel descubierta o prendas reveladoras.
  • Portar sombreros (de forma elegante y no ostentosa para mostrar respeto al anfitrión). Los tocados son permitidos como un sustituto aceptable de la prenda anterior. Sin embargo, ninguno de los dos debe estorbar al resto del público.
  • No pueden usarse celulares y menos tomarse fotos o selfies.
  • Evitar interrumpir a la realeza o dirigirse a algún miembro de la familia de forma irrespetuosa.
  • No llevar regalos.
  • Los lugares para sentarse en la recepción son inamovibles.
  • Sin bolsas grandes, ya que son difíciles de pasar por las medidas de seguridad el día del evento.

Los regalos que Harry y Megan pidieron

Los novios no quieren regalos para ellos. Pidieron que los obsequios sean realizar una donación a las siete organizaciones sociales elegidas por Meghan y Harry.

Por el momento son siete los espacios de caridad, todos ellos pequeños y pocos conocidos. Uno de ellos es una asociación de chicos con VIH (CHIVA sus siglas en inglés), que ayuda a más de mil niños del Reino Unido que combaten esta enfermedad.

Decoración y Pastel

La iglesia estará decorada con rosas blancas, peonías y dedaleras, procedentes de la corona británica y también del parque de Windsor, de las que se encargará la florista Philippa Craddock, y, después de la boda, la pareja distribuirá las flores a distintas organizaciones benéficas.

El toque más dulce de la jornada correrá a cargo de la repostera californiana Claire Ptak, dueña de la pastelería "Violet" ubicada al nordeste de la capital británica, que elaborará la tarta nupcial.

El pastel será de limón y flor de saúco y estará recubierto de crema de mantequilla y decorado con flores frescas, una elaboración hecha a base de pastelería orgánica que refleja "los brillantes sabores de la primavera".

La propuesta

"Dulce, natural, romántica y sorprendente", así es como ese día describió la exactriz ante las cámaras de la cadena BBC la proposición de matrimonio que le hizo el príncipe Enrique cuando estaban "asando un pollo"

Príncipe Harry y Meghan Markle Príncipe Harry y Meghan Markle / Getty Images

El benjamín de Diana de Gales y del heredero al trono británico, el príncipe Carlos, se puso de rodillas y entregó a su novia un anillo diseñado por él mismo con un gran diamante central procedente de Botswana, donde la pareja pasó sus primeras vacaciones al poco de conocerse y el destino que se especula podrían estar barajando para pasar su luna de miel.

Además, el anillo está coronado por dos diamantes de menor tamaño que pertenecieron a Diana, cuyos tres hermanos estarán presentes en la ceremonia del próximo 19 de mayo.

Con información de hsbnoticias y EFE.

Relacionado

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo