Yawri Tattoo, el mundo se divide en dos clases de personas: Las que tienen tatuaje y las que los temen

Francisco Arauz, más conocido con el seudónimo de PanchiBoy, conversó con Diario Metro Ecuador acerca del tatuaje como arte y forma de vida.

Por Metro Ecuador

Francisco Arauz Pacheco, más conocido como PanchiBoy, en el mundo del tatuaje. Su estudio está ubicado en Carcelén Alto. Antes se encontraba en el Valle de los Chillos, Sangolquí. Su lugar de trabajo consta de tres personas, que prácticamente son sus aprendices.

Francisco desde los doce años pensó en inmiscuirse en el mundo del tatuaje. Pancho mostró gusto y fanatismo, a muy corta edad, por el rock y ello impulsó su deseo de tatuarse.

PanchiBoy

Francisco empezó realizando tatuajes en sus compañeros de clase. Él plasmaba sus diseños. Como anécdota nos cuenta que mientras estaba experimentando en su cuerpo entendió como puede ser el proceso de las personas que se tatúan de manera artesanal, un trabajo bastante arcaico.

El primer tatuaje que realizó fue en sí mismo. El lugar para realizarlo fue su brazo. Las letras en japonés indica los valores que lo identifican hasta ahora: honor, fe, amistad, alegría. “Son valores de vida” menciona.

El proceso de los primeros tatuajes que realizó, Pancho, fue a través de “aguja de pelo”. Estos diseños eran bastante tradicionales, pero ello permitió crear una identidad y aprecio por este arte.

La demanda y la pasión por su vocación y sueño le llevaron a crear una máquina, artesanal, para tatuar. Este instrumento incluso fue constantemente elaborado y llevó, a Pancho, a gastar dinero y enfocarse en el durante seis meses. Para Francisco, la máquina de tatuar, es un objeto invaluable que hasta ahora lo conserva.

A sus 18 años, con un constante ahorro, pudo comprar su primera máquina profesional y así trabajar de manera más eficiente, y a la vez, enfocarse en el arte de tatuar. La primera experiencia, con su máquina profesional, fue tatuarse su pierna.

PachiBoy, nos comenta que además de ser tatuador es mecánico automotriz, de profesión.

Tatuar como profesión

El principal factor para tatuar es la paciencia” esto permite desarrollarse y construirse como profesional. El tatuaje fue el ingreso que necesito para sustentar y mantener a su familia.

“El sentido de cobrar un tatuaje; es el sentido de valorar nuestro trabajo. Todos los tatuadores deben comenzar practicando y así elaborándose como futuros profesionales. No solamente en el tatuaje, en todo aspecto profesional hay que comenzar desde abajo”, señala PanchiBoy.

“La paciencia se evidencio en la cantidad de tatuajes que realizaba. En un principio fue 1 al mes o máximo 2. Poco a poco la clientela se vio fidelizada y de esta manera fui puliendo mi arte”.

Francisco, a sus 25 años, trabajaba en una transsaccional como fiscalizador del Magap, que posteriormente, con esos ingresos, le permitió montar un lugar de trabajo adecuado para tatuar. “Fue completamente arriesgado invertir todos mis ahorros en esta labor, pero a la vez no me arrepiento. El tatuar que me ha dado tantas experiencias y me ayudado a construirme como ser humano. Tatuar es mi pasión; tatuar es lo que siempre quise hacer”.

PanchiBoy, trata de crear fidelidad. “Uno busca como tatuador además de ser un excelente profesional, también una excelente persona, trata de brindar una atención eficiente, que el cliente se sienta cómodo antes, durante y después de tatuarse”.

Prevención

El usuario, la persona o cliente, debe mantener una constante precaución. Además debe conservarse quieto durante el proceso. El cliente debe evaluar la calidad y acabado del tatuaje, más no la duración.

Lienzos

Lo mejor para los tatuadores es trabajar en una piel extremadamente blanca, hidratada, tersa. Esto es importante para exposiciones, competencias o exhibiciones de nuestros trabajos.

Primer tatuaje

Para tatuarse por primera vez es primordial revisar el trabajo del tatuador, además de aceptar los consejos de un profesional, ya que al final, ayudará a tener un mejor resultado.

Los tatuajes no existen por el precio, se valora por el dibujo o por el diseño. Pero esta en el tatuador entender y a la vez llegar a una acuerdo para realizar un trabajo bueno para ambas partes.

“Innovar, realizarse algo nuevo, creo que ahí esto lo bonito de un tatuaje, ser único. Ya que es algo que vas a mostrar y eso permite que el arte crezca”.

Hay que prevenir las infecciones. La asepsia debe ser la adecuada. Tomar medicinas es, a veces, necesario. Además, PanchiBoy aconseja no mostrar o exponer el tatuaje a objetos insalubres. El aspecto de la comida no es de precaución total, nos comenta.

“Lo mejor es tener completamente hidratado el tatuaje ya que esto permite que no se genere costras. Al principio es importante hidratar cada cuatro o cinco horas. Hoy en día existen cremas adecuadas para el tatuaje. Otras cremas poseen químicos o sustancias que bajan o deterioran la calidad del tatuaje”.

Usar vaselina deteriora en un gran porcentaje el tatuaje. Aconseja lavar el tatuaje con agua fría y así permitir que los poros se cierren; esto evita que bacterias ingresen en el tatuaje.

No se pude valorar los estilos para realizar tatuajes. Para ciertos tatuadores es más fácil realizar un estilo neo tradicional, o solo escala de grises. En la postura de Francisco Arauz lo más complicado es elaborar lo conocido como realismo. “Eso genera mucha destreza”.

Consejos

Dibujar es la base del tatuaje. Permite establecer profundidad. Si no se dibuja es complicado tatuar bien. La constancia y la paciencia son factores que llevan a ser un gran artista.

El tatuaje para la sociedad

“Hoy en día ha cambiado bastante la forma de juzgar a las personas tatuadas. Los tatuadores, profesionales, deben formar parte de este cambio, en nosotros está en establecer un rol diferente, en crea obras de arte. Antes se estigmatizaba en mayor mediada a las personas que poseían un tatuaje, se los catalogaba de ladrones o cosas peores. Día a día se trata de inculcar que llevar tatuaje no te convierte en mala persona. Capaz hay personas que llevan corbata y son ladrones y personas con tatuajes que son mejores seres humanos”.

Los tatuajes permiten cambiar las construcciones ideológicas de la sociedad. Los niños ahora admiran los tatuajes, ese es el mejor ejemplo. Nosotros nos tatuamos para exponernos, por eso mismo el trabajo debe plasmarse de la mejor manera; es así que mostramos un tipo de belleza.

Ahora se puede presenciar que hay abogados, doctores, licenciados que tiene tatuajes en casi todo su cuerpo y eso no quiere decir que sean malos o buenos profesionales.

“El tatuarse duele, pero el amor duele más”.

De Alumno a Maestro

Todo el mundo quiere tatuar, pero no todos lo pueden hacer. Esto no es un proceso de un día al otro. Para tatuar bien, para hacer un trabajo excelente, es un proceso largo y tedioso, pero a la vez enriquecedor. En mi forma de enseñar no trato de ser mezquino, mas bien instruyo todo lo que se, está la manera que todos podemos hacer crecer la profesión.

PanchiBoy invita a tatuarse. “Hay que dejar los mitos y preceptos, siempre buscar un buena artista pero a la vez un buen precio. Si queremos que crezca el arte va de la mano con la calidad. No se dejen llevar por lo que dice la gente, si no por lo que desean.

Te puede interesar

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo