¿Por qué asustan los payasos?

Los payasos, para algunos, son personajes que delatan terror y tensión. En la antigüedad, los payasos, eran bufones; pero ahora con la complicidad del cine se han convertido en personajes, algunas veces, oscuros.

Por Metro Ecuador

Desde la antigüedad, los juglares y bufones eran personajes de dudosa reputación.  Estaban en las cortes solo para hacer reír a los monarcas y personajes importantes, a costa de su propio sufrimiento físico y de las burlas de los demás.

Razón por la cual, los payasos quedaron en el inconsciente colectivo como figuras resentidas o lamentables.

“Los payasos siempre han tenido un lado oscuro. Después de todo, se trata de personajes que reflejan a la sociedad. Además, los académicos señalan que su comedia deriva de su apetito voraz por la comida, el sexo o la bebida, y de su comportamiento maníaco”, manifestó Smithsonian David Kiser, director de talento de la compañía circense Ringling Bros. and Barnum & Bailey.

Por su parte, Jordan Gaines, escritora científica y candidata a un Ph.D del Colegio de Medicina Estatal de Penn, refiere en un artículo de Psychology Today: “El payaso, con su expresión de humor pintada, limita la gama de sentimientos que se supone que debemos sentir e insiste en que riamos cuando tal vez no queremos hacerlo. La situación se vuelve incómoda, en el mejor de los casos, y aterradora en el peor”.

Percepción común

No son pocas las personas para las que los payasos despiertan dichas emociones.

• Poniendo en Google la frase “odio a los payasos” emergen cientos de foros y sitios en los cuales se puede hablar con gente a la que le ocurre lo mismo.

• Hay muchas páginas de Facebook dedicadas al tema.

• Algunos circos realizan talleres para ayudar a sus espectadores. En éstos se muestra el detrás de escena.

El lado oscuro en la pantalla grande

• “It” es una novela escrita por Stephen King en 1986, que posteriormente llegó a los cines. Cuenta la historia de un payaso que utilizaba su disfraz para atemorizar a un grupo de niños. Tenía la particularidad de poder cambiar de apariencia.

• “El Gran Pez” fue otra película que mostró, más con tristeza y tono lúgubre, la vida de los integrantes de los circos.

• El Guasón es otro de los payasos o bufones que atemorizó desde la pantalla. Aunque la actuación más memorable la ofreció en “Batman, el Caballero de la Noche” el fallecido Heath Ledger, ya desde las primeras versiones este personaje era malo, dañino, vulgar y perverso.

• Para Entertainment Weekly, la película “La noche que el payaso lloró” (1972), dirigida por Jerry Lewis, es otro de los filmes que muestra la cara triste de estos personajes. Es la historia de un artista de circo europeo que durante la Segunda Guerra Mundial es obligado por los nazis a entretener a los niños judíos detenidos en un campo de concentración.

Loading...
Revisa el siguiente artículo