Nueve libros clásicos para impulsar tu creatividad

Estos libros te cambiarán la perspectiva

Por metro

Cuando pensamos en libros para estimular nuestra creatividad o para convertirnos en líderes, imaginamos casi siempre obras que más bien parecen manuales. La realidad es que limitarnos a este tipo de literatura puede causar que nos perdamos de muchas cosas, de acuerdo con Scotty McLennan, académico de economía política de la Stanford Graduate School of Business.

Según él, muchas de las grandes ideas no surgen sólo de la teoría, sino de las grandes obras de la literatura. ¿Por qué? La razón es sencilla:

“Percibes a los personajes en su medio ambiente, en momentos cruciales para tomar decisiones… la literatura puede mostrarte la realidad de una forma en la que los manuales y las biografías no pueden hacerlo”.

Por ello, te presentamos a continuación nueve libros que cambiarán tu perspectiva y le darán un “empujón” a tu creatividad:

Siddharta – Hermann Hesse

Este es un libro que te enseñará algunas lecciones sobre el balance entre la vida laboral y personal y cómo vivir mejor. En algún punto de la novela, Siddhartha conoce los beneficios del trabajo, como la ganancia de dinero, los gastos dispendiosos y las diversiones ostentosas. Y así se convierte en un hombre que, siendo al principio un modelo inmaculado, ahora aparece sujeto a todas las debilidades humanas.

Las aventuras de Tom Sawyer – Mark Twain

Tom contempla el mundo de una manera muy diferente a como lo hacen los adultos con los que tiene que convivir. Tom y sus amigos viven aventuras humorísticas y dramáticas de las que podrán salir más airosos de lo que hubiera podido hacerlo cualquier adulto. Además Tom es un niño emprendedor, valiente e imaginativo.

Orgullo y prejuicio – Jane Austen

Esta es una obra disruptiva. Cuando Jane Austen la escribió, la literatura “no era para mujeres de su clase”, así que para hacerlo ella tomó un seudónimo. Ya en la obra el feminismo es protagonista al ofrecer una oportunidad de que la mujer pueda decidir lo que quiere hacer y con quien se quiere casar.

Ambientes como el opresivo ambiente de la familia, la presión del matrimonio, la diferencia de clases, el fantasma de la pobreza y la sensibilidad de la mujer se conjugan para darnos muy buenas lecciones, como mirar más allá y no siempre seguir los convencionalismos.

Las mil y una noches – Anónimo

Sherezada es la esposa del sultán Schariar. Para evitar que al día siguiente la maten a causa de una desafortunada venganza motivada por la infidelidad, echa mano de la imaginación: sorprender al rey con relatos que interrumpe antes del alba pero para los que promete tener un final en la noche siguiente. Así, durante mil noches suceden historias que incluyen cuentos de amor, trágicos y cómicos, parodias y leyendas, entre otros.

Un mundo feliz – Aldous Huxley

Es la novela más famosa del escritor británico, publicada en 1932. La novela es una visión al futuro en cuanto a tecnología reproductiva, cultivos humanos e hipnopedia.

Sin novedad en el frente – Erich Maria Remarque

Esta novela fue publicada en 1929 y muestra los horrores de la guerra desde el punto de vista de un joven soldado. Es perfecta para comenzar a ver las cosas desde otra perspectiva, sobre todo, aquellas de las que nos hemos formado una opinión sólida.

Matar a un ruiseñor – Harper Lee

La escritora explora con humor y honestidad la irracionalidad de la actitud de las personas hacia la raza y la clase. Matar a un ruiseñor ha ganado muchas distinciones desde su publicación original en 1960, por ejemplo el Premio Pulitzer. Lo más importante es que esta novela te lleva a las raíces de la conducta humana, a la inocencia y experiencia, a la bondad y crueldad, al amor y odio y al humor y a la irritación.

Cien años de soledad – Gabriel García Márquez

No es exactamente un clásico, pero sí una obra maestra de la literatura hispanoamericana y universal. No hay nada más extraño que puedas leer en tu vida. Tiene fantasmas, telequinesis, milagros y hasta incesto.

El principito – Antoine de Saint-Exupéry

El principito en su inocencia y deseo de bondad, de conocer cada lugar y cada persona con avidez y curiosidad, es no sólo un vagabundo, sino un mensajero de sencillez, imaginación, amor, amistad e ingenuidad infantil.

Las historias son profundas, intensamente conmovedoras y están llenas de filosofía y de metáforas poéticas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo