5 claves para detectar a un mentiroso

Ráfagas de parpadeos, pausas incómodas y microsonrisas son algunas de las señales para reconocer un engaño. Qué hay que tener en cuenta para interpretar el lenguaje no verbal.

Por METRO

Ráfagas de parpadeos, pausas incómodas y microsonrisas son algunas de las señales para reconocer un engaño. Qué hay que tener en cuenta para interpretar el lenguaje no verbal. La mentira forma parte de la vida cotidiana. Todas las personas faltan a la verdad varias veces al día, muchas veces incluso con buenas intenciones, para no lastimar a alguien o para evitar enredos sociales.

Pero, ¿es posible detectarlas?
El doctor en comunicación social y experto en lenguaje no verbal Sergio Rulicki dialogó con Infobae sobre los mitos de las manifestaciones físicas que puedan llegar a revelar si lo que una persona dice es cierto o no.

Al respecto, Rulicki realizó una aclaración importante: “Aunque no existe ningún acto no verbal que de forma aislada ofrezca la certeza de que alguien ha mentido o ha sido sincero, el consenso académico en detección no verbal del engaño afirma que, cuando alguien miente, ciertos comportamientos aparecen con mayor frecuencia, y que la sumatoria de estos indicios permite llegar a inferencias científicamente fundadas”.

1-Expresiones faciales

“Lo más importante que se tiene en cuenta es la incongruencia de las expresiones faciales prototípicas de las emociones básicas –sorpresa, alegría, tristeza, temor, ira, asco y desprecio– con el contenido del discurso y la situación que se está viviendo”, explicó el autor de Las Caras de la mentira y de la Verdad. Qué hay detrás del lenguaje no verbal de los personajes más influyentes.

2- La mirada

Existe el mito de que cuando mentimos desviamos la mirada, mientras que miramos a los ojos del otro cuando le decimos la verdad. En muchos casos es exactamente al revés”, reveló el doctor en comunicación.

Las personas pudorosas o tímidas, aún diciendo la verdad, evitan mirar a la cara de quienes los están cuestionando, mientras que los mentirosos descarados saben que tendemos a creer el discurso de quienes nos miran directo a los ojos y por eso utilizan esta táctica cuando mienten”.

3- El parpadeo

Rulicki, gran pionero del análisis del lenguaje no verbal en el país, y que este año comenzó a dirigir y dictar la primera Diplomatura en Comunicación No Verbal y Detección del Engaño de Buenos Aires en la escuela de posgrados en Comunicación de la Universidad Austral, aseguró que entre los investigadores de la detección del engaño hay un acuerdo generalizado sobre la importancia de cuestiones tan sutiles como la frecuencia del parpadeo. “Cuando alguien que nos miente nos ha mirado a los ojos casi sin pestañear, al final de su relato producirá una fuerte descarga del parpadeo reprimido, y pestañará de manera muy rápida durante varios segundos”, afirmó.

4- Gesticulaciones

Resulta importante observar el movimiento de las manos, cuando se produce una desviación del patrón habitual de ilustración del discurso . “Es decir, si una persona gesticula habitualmente con las manos cuando habla y deja de hacerlo ante una pregunta incómoda; o, el caso contrario, nunca ‘bracea’ y de repente no para de moverse. Bueno, ahí hay algo que lo compromete”.

“En la sociedad, la mentira es endémica”.

5-Entorpecimientos y distancias

La sinceridad se manifiesta generalmente en respuestas ofrecidas de manera inmediata, clara y completa, pero los procesos cognitivos se entorpecen cuando el mentiroso no puede dar una respuesta adecuada a una pregunta comprometedora”, declaró el experto con certeza.

“La persona que miente suele dar señales de que está inventando la respuesta . Puede, por ejemplo, hablar mucho más lento que lo normal, realizar pausas más largas, incrementar el uso de interjecciones con las que rellena dichas pausas, comenzar frases que deja inconclusas y bajar el volumen de su voz hasta que se convierte en un susurro incomprensible”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo