El conservatorio Franz Liszt, la cuna de los artistas

El Conservatorio Franz Liszt de Quito fue fundado en 1997 con el ideal de forjar un nuevo camino en la Educación Musical

Por Metro

Una fotografía gigante de Beethoven nos recibe a la entrada del Conservatorio Franz Liszt, al norte de Quito. Pero hay algo característico en esta imagen, el rostro de Beetthoven está pintado como el famoso personaje de El Demonio, encarnado por Gene Simmons en la banda de rock Kiss.

Sin duda alguna esto tiene un mensaje. A criterio de Sofía Izurieta, directora del Conservatorio, esta ilustración significa “la música en y para todos los tiempos”. “Nuestra institución no se centra en la música clásica, como es la idea de muchas personas, sino que engloba todo y por ello pintamos a Beethoven así, como una fusión entre lo clásico y el género del rock”, señala Sofía.

Mientras camina muy orgullosa por los pasillos del Conservatorio, ubicado en en las calles Barón de Carondelet y Sánchez de Ávila, Izurieta destaca todas las oportunidades que tienen tanto bebés, niños, niñas, jóvenes y personas de la tercera edad para entrar al mundo de la música y el arte. “Hemos roto con esa concepción equívoca de que únicamente los menores son los más idóneos para insertarse en el mundo del arte. Es verdad que captan y aprenden mucho más rápido pero eso no significa que otra persona, de cualquier edad, no pueda hacerlo. El arte es para todos”, enfatiza.

El Conservatorio cumplió 18 años de funcionamiento en los que ha formado a músicos con un alto nivel, compatible con el desarrollo de la música académica en el mundo. En la institución se han agrupado a profesionales altamente capacitados y de elevadas condiciones humanas. 

Izurieta, quien también es soprano ecuatoriana e hija del presidente de la fundación Franz Liszt, Ricardo Izurieta, hay cursos y también carreras de especialización musical. “Se fusionan varios tipos de artes: dictan clases de ballet, de artes plásticas y de teatro, además de los estudios de canto, taller de ópera,  e instrumentos musicales”,  detalla Sofía.

Algo muy importante de esta cuna de artistas es que se ha intensificado su contacto con otras organizaciones similares en el extranjero. Mantenemos relaciones de colaboración con el Oberlin Conservatory (EEUU), a través del cual han venido maestros y jóvenes músicos para intercambiar su experiencia y conocimiento con nuestros alumnos; con la Franz Liszt Piano Competition (Holanda) a través de la que han visitado nuestro país jóvenes virtuosos del piano y laureados mundiales como Jean Dubé (2002), Anton Salnikov (2006), Christian Kuyvenhoven (2007), Nino Gvetadze (2008), Anzhelika Fuchs (2009), Vitaly Pisarenko (2011), Masataka Goto (2012). 

Loading...
Revisa el siguiente artículo