Empresarial

Germán Ramírez: Terpel es una empresa que evoluciona hacia energía alternativa y más limpia

Con 15 años de operaciones en el país, Germán Ramírez, Gerente General de Terpel Ecuador, celebra este aniversario con nuevos proyectos para este 2021 y retos importantes como empresa proveedora de energía.

Ramírez explicó cómo se ha ido consolidando Terpel en Ecuador a lo largo de estos años y cómo se va reactivando el sector. 

¿Cómo llega Terpel a Ecuador y cómo ha ido creciendo?

Ecuador fue la primera internacionalización de la organización Terpel, una compañía basada en Colombia con más de 50 años de operación.

Somos distribuidores de energía, tanto de combustibles como lubricantes, y llegamos al Ecuador hace 15 años, en 2006, con la adquisición de Texaco. De igual forma hemos ido creciendo de forma importante con la adquisición de ExxonMobil hace tres años.

A esto se suma que somos los representantes de la marca Mobil, exclusivos para el Ecuador, y estamos en proceso de expansión en el mercado que, como marca número 1, se merece.

También participamos en el negocio de combustibles industriales, siendo uno de los principales proveedores para el sector petrolero, minero, camaronero, entre otros.

Hoy, en Ecuador, contamos con 110 estaciones de servicio y para finales de este 2021 llegaremos a 115. También tenemos tiendas de conveniencia en algunas estaciones y ofrecemos este servicio complementario.

¿Qué nos dice su nueva imagen corporativa?

Terpel nació hace 50 años con el logotipo de una figura precolombina. Ahora, nuestra nueva imagen representa la evolución de la marca, con un sol que nos da una imagen más moderna y vanguardista. 

Lo que tratamos de transmitir es que somos una compañía donde el cliente se siente seguro, que entra a una estación de servicio formal, bien construida, con servicios sanitarios y excelente servicio. En Terpel atendemos personas y no vehículos, y en un proceso tan rutinario como cargar combustible queremos que tengan una experiencia memorable al visitarnos.

«Celebramos 15 años en Ecuador reforzando nuestra apuesta por el país. Somos una compañía de energía, el motor que mueve el país, por lo que trabajamos muy de cerca con entes gubernamentales y estamos evolucionando hacia fuentes alternativas y más limpias».

Germán Ramirez, Gerente General de Terpel Ecuador.

¿Cuántos colaboradores laboran en Terpel Ecuador?

Alrededor de 350 personas laboran con nosotros de forma directa; 250 están principalmente en las estaciones de servicio y en las tiendas de conveniencia, y 100 personas en el área administrativa.

También está el negocio de afiliación, donde dueños de estaciones de servicio trabajan con la marca Terpel, lo cual genera cerca de 1.500 empleos indirectos.

Somos una marca que genera empleo y lo cuidamos, es por eso que en pandemia no despedimos a ningún colaborador, sino que hicimos los ajustes necesarios para mantener los puestos de trabajo.

¿Qué acciones ejecutaron durante la pandemia?

Como distribuidores, ya contábamos con protocolos de seguridad al comercializar un producto sensible en su manejo, pero con esta nueva normalidad, sumamos los protocolos de bioseguridad para que el islero pueda atender de manera segura al cliente, implementamos modelos de pago sin contacto, entre otras acciones.

A veces es inevitable el contacto con el islero, pero aplicamos el protocolo de lavado de manos y si presenta algún síntoma debe reportarlo y quedarse en casa para su recuperación.

¿Cómo marchó el negocio durante ese año?

Tuvimos una baja de la demanda en el segundo trimestre del 2020 por las restricciones vehiculares y toques de queda. En estaciones de servicio llegamos a caer hasta un 70 % en algunas semanas versus el volumen histórico, lo cual nos hizo acomodarnos a esta nueva normalidad, pusimos gente en otras operaciones y nos reorganizamos porque sabíamos que la situación sería temporal.

Al final del año, específicamente en estaciones de servicio, tuvimos una caída de un 20% de la demanda promedio histórica en comparación con 2019.

Pese a que hubo afectación, el combustible mueve al país y el Ecuador no paró completamente. Con el sector industrial y automotrices, tuvimos una caída entre el 10% y el 20%, porque la mayoría de empresas de esta área se mantuvieron operativas, con algunas excepciones como la minería.

Las tiendas de conveniencia y lubricantes fueron los más afectadas. Las tiendas, pese a ser consideradas como parte del sector estratégico por abastecimiento de alimentos, tenían restricciones por toques de queda y aforos. Es por ello que activamos el modelo de delivery, llegando a cifras muy altas en pandemia y, actualmente, representa un 6% del total de la venta.

¿Qué objetivos se tienen en mente para este año?

Nuestra meta es volver al volumen de ventas del 2019. Es complejo pero creemos que podemos lograrlo.

Sabemos que no todas las empresas sobrevivieron a esta etapa y todavía estamos en virtualidad, por lo que el consumo de combustible automotriz privado si tiene una baja.

Sin embargo, creemos que la apertura de nuevas estaciones y activaciones comerciales nos apoyará en lo que proponemos. Para tener una idea de nuestro objetivo, en 2019 vendimos 235 millones de galones de combustible automotriz, mientras que en 2020, fueron 187 millones (una caída del 20%).

¿Cómo irán creciendo en cobertura?

Queremos finalizar el 2021 con 115 estaciones de servicio. En combustibles industriales, cada vez capturamos más la atención de clientes por nuestra propuesta de valor en servicio, crédito, logística, abastecimiento y oportunidad de producto.

En tiendas de conveniencia, cerramos el año pasado en siete y ya llevamos 10. En lubricantes, estábamos en 1.500 clientes codificados a lo largo del país, y ahora estamos cerca de 2.500.

Terpel es una empresa que si bien lleva poco tiempo en el país, llegó para quedarse. Creemos en el desarrollo del negocio y en las nuevas reglamentaciones que vienen para el sector. Como aliados, acompañamos todas las iniciativas de los gobiernos donde operamos y sabemos que van más hacia el libre mercado.

Se vienen cambios positivos, por lo que mantenemos nuestra intención de seguir invirtiendo y creciendo en Ecuador.

Germán Ramírez, Gerente General de Terpel Ecuador

Por ejemplo, en el ranking de las compañías de mayor facturación del país, fuimos de las de mayor crecimiento: del puesto 44 pasamos al 22. Estamos en el Top 25 y queremos llegar a ser la número 1. Queremos ser uno de los negocios más importantes del país.

¿Por qué para Terpel es importante la sostenibilidad?

El modelo de sostenibilidad de Terpel tiene diferentes aristas: en gobierno corporativo, transparencia, diversidad, equidad, talento humano, salud y seguridad, sostenibilidad en la gestión de la cadena de suministros para minimizar las emisiones, productos y servicios de calidad, cambio climático y energías alternativas.

Este último aspecto es en lo que estamos incursionando en los últimos años y el Ecuador no será la excepción.

¿Qué planes tienen al respecto?

Estamos trabajando fuertemente en la descarbonización del transporte, iniciativa a nivel global que avanza dependiendo de las condiciones de cada país. En Ecuador, con la eliminación del subsidio a los combustibles, será más atractivo adquirir un vehículo de carga eléctrica.

Es por eso que nosotros ya estamos en proceso de calificación para ser subdistribuidores de energía. Tenemos proyectado construir nuestra primera electrolinera (estaciones de carga para vehículos eléctricos) en Guayaquil.

Estamos participando en licitaciones junto a iniciativas que tienen los diferentes gobiernos locales sobre electromovilidad para buses y transporte público en general. Tenemos mucha experiencia en Colombia y en Chile, y queremos aportar nuestro conocimiento en ello e implementarlo en Ecuador.

Estos cambios son cuestión de tiempo y creo que se están dando los pasos adecuados. Por ejemplo, según la normativa, a partir de 2025 cualquier vehículo que opere en trasporte público en Ecuador deberá ser eléctrico y, en lo privado, dependerá mucho del usuario su intención de contribuir con el ambiente y cambiarse a energías alternativas.

El cambio de un carro normal a un eléctrico, a pesar de las exenciones en impuestos, no es tan atractivo si se habla de un cambio para siete u ocho años, pero cuando se habla de dos o tres resulta más interesante.

¿Terpel estará listo para ese cambio?

Por supuesto. A veces se piensa que es raro que una compañía que vende combustibles esté incursionando en electromovilidad. Lo ven contradictorio. Pero nosotros creemos que somos una empresa proveedora de energía, sea cual sea, y si el cliente prefiere electromovilidad, ahí estaremos.

Incluso, acabamos de lanzar nuestra marca Evol-T. Gracias al aditivo americano, compuesto por dos fórmulas, nuestra gasolina, única en el mercado, permite el óptimo funcionamiento del motor y genera la reducción de emisiones de CO2, CO y NOX.

Esto es una muestra de que siempre estamos comprometidos a acompañar las transformaciones que existen en los países y en Ecuador la llevamos a cabo para consolidarnos como líderes en el sector.

Tags

Lo Último


Te recomendamos