logo
Empresarial
 /
Empresarial 14/07/2021

Omar Nottaro, American Airlines: Si hay un lugar seguro en este momento, es la cabina de un avión

Los protocolos y lineamientos propuestos por Ecuador para reactivar la conectividad aérea fueron la base y el ejemplo para replicar la experiencia en otros países, y así lograr la confianza de volar nuevamente con seguridad, así lo indica Omar Nottaro, Director de American Airlines para Colombia y Ecuador.

Nottaro relata qué tipo de protocolos se han activado en AA y han permitido retomar las operaciones aéreas con comodidad para los pasajeros que optan por esta aerolínea.

¿Cómo afrontó American Airlines el 2020, año de pandemia?

Ecuador fue para nosotros un modelo a seguir en el reinicio de nuestras operaciones. Como sabemos, en marzo del 2020 la industria de la aviación tiene una paralización enorme a nivel porcentual y demoró varios meses en reactivarse, incluso algunos lugares todavía mantienen restricciones. Pero conforme las autoridades han ido autorizando el reinicio de operaciones lo hemos hecho progresivamente.

Este tiempo de para nos permitió prepararnos adecuadamente para implementar mecanismos de limpieza y bioseguridad que le dieran la tranquilidad a nuestros clientes de subirse nuevamente a nuestros aviones.

Creamos lo que internamente denominamos “Clean Commitment” o Compromiso de Limpieza, que desde aquel entonces empezó con incrementar todo el proceso que naturalmente hacemos en los vuelos, no solamente en los aviones que tienen una corta estadía en tierra, sino también los que pasan la noche en alguna ciudad.

Cuando digo que Ecuador fue un modelo para nosotros, es porque en la región todavía no se había comenzado a operar cuando este país levantó la mano aquel 1 de junio y dijo “estoy listo”. Así, se anunciaba que Ecuador estaba preparado para recibir bajo algunos lineamientos a las aerolíneas que quieran operar. Nosotros fuimos los primeros también en decirle sí al país, también estamos listos y podemos empezar.

Es así como el 4 de junio, a pocos días del levantamiento de la restricción, estábamos llevando nuestras primeras naves al país, tanto a Quito como Guayaquil. Fue un proceso de aprendizaje porque ninguna de nuestras generaciones había vivido una pandemia, no sabíamos cómo restablecer operaciones con todos estos procedimientos, pero Ecuador nos ayudó mucho para lo que hoy en día tenemos en la región.

De hecho, las primeras presentaciones que hicimos con la base de lo que había pasado en Ecuador, nos sirvieron para comenzar este tipo de operaciones a lo largo de la región.

Comenzamos en aquel momento con un vuelo diario en cada ciudad y progresivamente hemos ido creciendo, ganando confianza en todos los protocolos, y eso nos ha permitido el posicionamiento que hoy tenemos con tres vuelos diarios en Quito y Guayaquil.

¿Cómo ha cambiado la situación en este 2021?

Tenemos que resaltar dos cosas. La primera es el apoyo de las autoridades de aeronáutica civil en cuanto al proceso de autorizaciones de vuelos, un tema muy importante para nosotros.

En segundo lugar, todos los protocolos de bioseguridad que ambos aeropuertos (Quito y Guayaquil) pusieron en práctica, que junto a los nuestros han hecho que se incremente la confianza que acabamos de manifestar.

Cuando uno mira el proceso de todo lo que ha invertido en los aeropuertos y el entrenamiento que le han dado al personal en todos estos temas, y lo unes con el proceso que implementan las aerolíneas, se tiene un único objetivo que es generar confianza en nuestros pasajeros para que regresen a bordo de los aviones.

Desde hace algunos meses las vacunas ya se están colocando y eso también ha hecho que los pasajeros tengan una mayor confianza. En un momento operamos con un asiento libre de por medio porque todavía había mucha inquietud, ahora, con todos los protocolos que se están cumpliendo, nos ha permitido atraer más pasajeros.

¿Cómo están operando en Ecuador?

A Guayaquil llevamos nuestro avión de cabina ancha el 787 que presta mayor comodidad a los pasajeros, cuenta con mayor capacidad de carga, 234 asientos y mayor comodidad en clase ejecutiva. La aceptación ha sido extraordinaria.

Quito no se quedó atrás y desde abril de este año estamos con un 787 en esta ciudad. Tenemos a estos dos grupos servidos con un avión muy cómodo para ir a Miami.

También tenemos otro par de opciones con aviones 737. En el último mes tuvimos la oportunidad de inaugurar nuestra tercera frecuencia en cada una de las ciudades. En Quito tuve la oportunidad de presenciar el inicio de este tercer vuelo, junto a autoridades del gobierno y del aeropuerto. Fue muy grato porque ya hoy estamos ofreciendo 578 sillas en cada ciudad y tenemos un mapa de cobertura cómodo, que se adapta a sus necesidades de vuelo y conectividad.

Tenemos un vuelo que sale a la 1h30 a Miami, otro que sale a las 6h30 desde Quito y el de las 8h00 desde Guayaquil. En la tarde, tenemos un vuelo con destino a Miami que ofrece un buen banco de conexiones, una de las cosas que más resalta de nuestro servicio. American Airlines con todo el network que tiene en Miami, permite que los tres vuelos en las dos ciudades ofrezcan un amplio abanico de opciones.

Cuando el pasajero ecuatoriano llega a Miami tiene el mundo en sus manos, no solo en vuelos caseros en EEUU, sino toda la conectividad al Caribe y algunos puntos de Europa.

Esperando el levantamiento completo del tráfico corporativo, en AA los estamos esperando con los brazos abiertos para que conozcan todo lo que en estos meses hemos ido a prendiendo y que cada día hacemos mejor: cuidar la seguridad de nuestros pasajeros.

¿Qué destaca de sus protocolos y procesos?

Primero quisiera destacar todos los procesos de aeropuerto, que le da mayor comodidad al pasajero a la hora de programar su vuelo. Han instalado limpieza de manos en muchos puntos, procesos de limpieza en baños, pantallas protectoras para la atención al cliente y en puerta de embarque.

Cuando el pasajero ingresa a nuestros aviones se puede dar cuenta que hemos incrementado el grupo de limpieza para cubrir estos nuevos requerimientos. En Ecuador los aviones van y vienen, y pueden tener entre 50 a 65 minutos en tierra. Anteriormente, no se hacía una limpieza tan profunda con ese tipo de vuelos, pero hoy sí.

Incrementamos espacios para limpiar como apoya brazos, el Overhead, cinturones de seguridad, baños, galley (cocina del avión). Nuestra política incluye que, una vez a la semana, los aviones salgan de circulación para realizar una limpieza electrostática que elimina 99% de los virus. En adición, contamos con filtros Hepa que nuestros aviones ya los tienen desde antes de la pandemia, los cuales ayudan a reducir impurezas de forma considerable en el aire circulante en la cabina.

Si hay un lugar seguro en este momento para estar, es una cabina de un avión“.

Independientemente de si están 150 personas o más, en American Airlines le damos la tranquilidad al pasajero de que el aire que esta respirando está limpio y que hemos cumplido con todos los protocolos que nos hemos propuesto dado nuestro compromiso con el usuario.

¿Qué otras estrategias han implementado para facilidad de los usuarios?

Entre todas estas políticas y para facilitar el paso de nuestros pasajeros en los aeropuertos, AA utiliza una aplicación que se llama VeriFLY, que les permite precargar la data de su viaje antes de llegar a los aeropuertos.

Luego de descargarla, de forma gratuita en el App Store de iOS o en Google Play Store, VeriFLY permite cargar la prueba Covid que se necesita para ingresar a EEUU, sea de antígenos o PCR, y firmar digitalmente la documentación requerida. Esta aplicación emite un ‘check mark’ verde cuando se han cumplido todos los pasos.

Al llegar al aeropuerto, el pasajero indica este procedimiento y con esto reduce los tiempos de chequeo en los mostradores de aeropuerto hasta en un 50%. Con esto también se evita la manipulación física de documentos.

Además, la aplicación envía alertas sobre asuntos relacionados al viaje, protocolos en cada país, entre otros contenidos que nos ayudan a mantener informado al pasajero.

“VeriFLY le ofrece a nuestros clientes la tranquilidad de que pueden cumplir con los requisitos de viaje de su destino y les ahorra un tiempo considerable en el aeropuerto”

A medida que los países continúen estableciendo normas para los requisitos de vacunación de COVID-19, VeriFLY integrará esas normas en sus procesos de verificación para simplificar el viaje del cliente y proporcionarle la tranquilidad de haber cumplido con los requisitos de su destino.