15 consejos de Herbalife para el cuidado de la piel y el cabello en 2021

Por Andrea Martinez

Todos podemos decir con certeza que estamos contentos de que 2020 haya quedado atrás, pero después del año estresante que muchos de nosotros tuvimos, es posible que sientas que necesitas unas vacaciones. Además, tu piel y cabello pueden reflejar algo del estrés adicional que has tenido, y ahora que nos encontramos en los primeros meses del año, podrías mirarte en el espejo y pensar: “necesito unas vacaciones”.

Tu piel y cabello pueden lucir cansados y sin vida, y este es el momento perfecto para darles las vacaciones que necesitan. Lo más importante es comenzar con pasos simples que puedan crear buenos hábitos duraderos. Pero antes de compartir los consejos de Laura Chacón-Garbato, experta en dermatología de Herbalife Nutrition, explicamos por qué es necesario mantener una rutina de cuidado personal.

 

¿Por qué mantener una rutina de cuidado personal?

Todos hemos estado un poco más estresados últimamente, y el estrés realmente puede afectar nuestra salud y bienestar. El estrés desencadena la inflamación en el cuerpo, lo que ralentiza el sistema digestivo. Esto afecta a las bacterias en el intestino, que pueden causar brotes de acné, eccema, rosácea y psoriasis. El estrés también reseca la piel debido a la descarga de adrenalina y cortisol.

Mantener una rutina diaria de cuidados puede ayudarte a controlar el estrés y su efecto en tu bienestar general. Una rutina de cuidado personal te ayudará a mantener la piel y el cabello flexibles, hidratados y saludables.

 

Cómo cuidar bien tu piel

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y es importante mantenerla hidratada y nutrida. Tener una rutina de cuidado de la piel constante no solo ayudará a que tu piel se vea bien, sino que también te ayudará a sentirte bien.

 

  1. Lávate las manos antes de lavarte la cara

Según la dermatóloga Dra. Ava Shamban, las bacterias, los virus y los alérgenos se transfieren de las yemas de los dedos a la piel. Entonces, antes de tocarte la cara, asegúrate de lavarte las manos.

 

  1. No te laves la cara con agua caliente

El agua caliente puede irritar la piel y eliminar los aceites naturales de tu piel, esenciales para que se mantenga saludable. Usa agua tibia para quitar los exfoliantes y limpiadores.

 

  1. Empieza por lo básico

Como mínimo, debes tener tres productos básicos como parte de tu rutina de cuidado de la piel:

  1. Un limpiador diseñado para tu tipo particular de piel.
  2. Un humectante con protector solar (SFP) para proteger contra los dañinos rayos UV.
  3. Un exfoliante.

 

  1. Usa un limpiador diseñado para tu tipo de piel

El uso de un limpiador apropiado para tu tipo de piel puede marcar una gran diferencia en la forma en que se siente y se ve tu piel. Haz un hábito el limpiar tu piel por la mañana y por la noche antes de acostarte, al igual que cepillarse los dientes.

Evita los jabones ordinarios y agresivos que pueden despojar tu piel de sus aceites naturales. En su lugar, elige limpiadores suaves, probados por dermatólogos y sin sulfatos. Para la piel más seca, selecciona productos con ingredientes que ayuden a suavizar e hidratar la piel, como el aloe vera y la manzanilla. Si tu piel es más grasosa, elige ingredientes que la dejen con una sensación de frescura, como la naranja y la toronja.

 

  1. Hidrata tu piel a diario

Una crema hidratante de día con un protector solar de amplio espectro es perfecta para el uso diario. Si sientes que necesitas más humedad, incluye un suero debajo de tu humectante diurno.

Cuando compres un suero, busca productos con aceite de semilla de cáñamo pues son conocidas por sus propiedades acondicionadoras. El cáñamo es conocido como la planta maravillosa debido a los fitonutrientes, las propiedades hidratantes y humectantes que contiene.

 

  1. Exfolia tu piel semanalmente

Exfoliar tu rostro puede revelar una piel más saludable y con un aspecto más brillante en minutos. Es vital hacerlo al menos una vez a la semana porque ayuda a eliminar las células muertas de la superficie de la piel.

Cuando somos jóvenes, el cuerpo cambia de piel automáticamente incluso en la ducha, pero a medida que envejecemos, ese proceso se altera y se ralentiza. Además, la exfoliación ayuda a eliminar la barrera que impide que tus productos para el cuidado de la piel penetren y te brinden los beneficios que ofrecen. La exfoliación manual deja la piel más suave y con un aspecto más saludable.

Busca productos que sean suaves pero que tengan poderosos ingredientes exfoliantes como semillas de arándano, granada y bambú. Estos tipos de ingredientes pueden ayudar a lograr una piel suave y tersa sin dañarla.

 

  1. Ponte una mascarilla de arcilla

El uso de mascarillas puede resultar muy beneficioso para combatir la piel grasa. No es algo que debas hacer todos los días, pero una vez a la semana puede brindarle maravillosos beneficios a tu piel. La arcilla de bentonita es mi tipo de arcilla favorita porque es conocida por sus propiedades absorbentes y tonificantes. Eliminará la grasa, la suciedad y la piel muerta. Esto ayuda a prevenir la obstrucción de los poros, que en última instancia puede prevenir los brotes. Una buena mascarilla de arcilla también debería ayudar a disminuir la apariencia del tamaño de los poros.

 

  1. Bebe suficiente agua

Todos sabemos la importancia del agua potable para el mantenimiento saludable del cuerpo, pero también es vital para la salud de la piel. Cuando la piel está adecuadamente hidratada, se ve suave y tiene un brillo radiante. Establece una rutina en la que instales tu estación de agua en tu lugar de trabajo, para que no te olvides de beberla.

 

Cómo usar un cubrebocas adecuadamente antes de salir al aire libre

Muchas personas me hacen esta pregunta constantemente, dados los tiempos actuales. Estos son mis mejores consejos sobre el uso de mascarillas o cubiertas.

 

  1. Elige la mascarilla adecuada

Asegúrate de elegir una que te quede cómoda y que esté hecha de material transpirable. No todas las telas son iguales y el poliéster a veces puede atrapar el sudor, causar irritación y desencadenar el acné. Busca mascarillas hechas de algodón porque pueden ayudar a absorber el sudor y permitir que la piel respire.

No reutilices tu mascarilla, pues eso ayudará a detener la propagación de gérmenes y bacterias. Lava tus mascarillas con regularidad, ya que esto aliviará los brotes de acné y los brotes de piel durante el día.

 

  1. Prepara tu piel antes de ponerte la mascarilla

Así como preparas tu cuerpo antes de ponerte la ropa hidratándolo, antes de ponerte la mascarilla también debes utilizar una crema hidratante facial con propiedades hidratantes.

Busca ingredientes como la manzanilla y el aloe vera, que son conocidos por sus propiedades hidratantes y calmantes. La hidratación puede ayudar a prevenir la irritación. Intenta evitar el maquillaje espeso y grasoso, ya que puede obstruir los poros. Si usas maquillaje, busca maquillaje a base de minerales e ingredientes como el dióxido de titanio, que absorbe la grasa en la piel.

 

  1. Consiente tu piel después de usar una mascarilla

Después de un largo día de usar una mascarilla, asegúrate de mimar tu piel con productos hidratantes y sin sulfatos. Los sulfatos son detergentes fuertes que alteran la estructura lipídica de la epidermis superior y son irritantes.

Después de quitarte la mascarilla, asegúrate de lavarte la cara con un limpiador suave con ingredientes limpiadores humectantes, que ayudarán a eliminar la suciedad y la grasa de la piel. Evita el uso de agua caliente porque puede irritar y deshidratar tu piel. Usa agua tibia ya que la piel ya es sensible y esto ayudará a prevenir una mayor irritación. Termina el proceso aplicando una crema hidratante con antioxidantes y aceites esenciales, que pueden restaurar y calmar tu piel.

 

Consejos para el cuidado del cabello

Independientemente de las condiciones climáticas, ¡no olvidemos nuestro cabello y cuero cabelludo! Estos son mis mejores consejos para cuidar bien tu cabello:

 

  1. Duerme bien

Cuando estás en reposo, tu cuerpo se renueva. Se requiere una buena noche de sueño reparador para la síntesis de proteínas del cabello y la liberación de enzimas y hormonas de crecimiento que son necesarias para la salud general del cabello. Trata de dormir al menos 8 horas al día.

 

  1. Mantén una dieta sana y equilibrada

Una dieta saludable es la clave para la salud de tu cabello. La proteína es esencial, ya que tu cabello está compuesto por una proteína resistente llamada queratina, que ayuda a fortalecer el cabello, la piel y las uñas. También debes concentrarte en oligoelementos como el cobre, hierro, magnesio y selenio, así como en las vitaminas E, D y C. Estos nutrientes son importantes en la producción de queratina. Las frutas y verduras ricas en antioxidantes son una gran fuente de vitaminas, al igual que las grasas saludables. El pescado también es una excelente opción porque los ácidos grasos omega-3 estimulan el crecimiento del cabello.

 

  1. Elige el champú adecuado

Elige un champú específico para tu tipo de cabello para ayudar a fortalecerlo. Selecciona un champú y acondicionador suave para ayudar a reparar el cabello y devolverlo a un estado fuerte y saludable. Elige productos que no contengan sulfato y que estén clínicamente probados para mejorar la fuerza del cabello. Trata de evitar los productos de base química, ya que pueden ser dañinos. Busca ingredientes más suaves como el aloe vera, la manteca de karité y microproteínas de origen vegetal para ayudar a suavizar y fortalecer el cabello.

 

  1. Usa acondicionador más a menudo

Incluso en los días en que no te laves con champú, si tu cabello está mojado, aplica un poco de acondicionador. Esto ayudará a retener la humedad que tanto necesita. Cuando el agua se evapora, desafortunadamente, extrae la humedad del interior del tallo del cabello, lo que finalmente hace que se seque y se debilite.

Considera un tratamiento de acondicionamiento profundo semanal, como éste: 4 cucharadas de aceite de coco, 2 cucharadas de miel pura calentada, y un aguacate maduro pequeño mezclado (si tu cabello es más largo, puedes agregar aceite de coco extra), y aplícalo a tu cabello recién lavado y secado con toalla. Colócate un gorro de ducha y déjalo durante unos 20 minutos antes de enjuagar. Es una excelente alternativa a un tratamiento acondicionador comprado en la tienda.

2021 es el momento perfecto para iniciar una rutina de cuidado personal saludable. Solo toma unos minutos, y cuanto más lo hagas, más fácil se volverá. Verás que después de hacer esta rutina durante un par de semanas, tu piel y cabello te lo agradecerán al revelar un brillo saludable.

Loading...
Revisa el siguiente artículo