GM OBB del Ecuador es pionera en la reposición de su huella hídrica

Por Andrea Martinez

GM OBB del Ecuador asume un nuevo proyecto en el marco de su compromiso ambiental que consistirá en la compensación de la Huella Hídrica de su operación, mediante el aporte a la conservación de la reserva de Paluguillo.

A través de la firma de un convenio con el Fondo para la Protección del Agua, Fonag, GM OBB del Ecuador se compromete a proteger un área en la que se genera alrededor del 8,2% del caudal del río Carihuayco, y de esta forma efectuar la reposición de un volumen equivalente a los cerca de 59.267 m3 que constituyen la huella hídrica azul directa de la planta de ensamblaje ubicada en el norte de Quito.

Julio César Galvis, Director de Relaciones de Gobierno, Comunicaciones y Responsabilidad Social de GM Sudamérica Oeste, destacó el liderazgo en gestión empresarial y de sostenibilidad que ha alcanzado GM OBB del Ecuador. “Nuestros proyectos con enfoque ambiental tienen como objetivo impulsar una serie de efectos positivos a lo largo de toda nuestra cadena de valor con inversiones, generación de empleo, desarrollo de proveedores locales y, sobre todo, la ejecución de acciones que contribuyan al cuidado del ambiente, conjuntamente con aliados estratégicos como el Fonag”, señaló Galvis.

Actualmente, la planta de GM OBB recibe agua proveniente de la cuenca hídrica Guayllabamba Alto y del sistema integrado Papallacta. Pero la creciente demanda en el Distrito Metropolitano, así como las amenazas existentes sobre las fuentes hídricas constituyen un riesgo para la población de Quito, pues podrían provocar una disminución en la calidad del agua e incremento de costos de tratamiento, así como una afectación directa a la disponibilidad del recurso.

En ese sentido, GM OBB del Ecuador asume un nuevo compromiso, que consiste en la compensación de su Huella Hídrica mediante la conservación de una parte de la reserva de Paluguillo.

Jean Paulo Silva, Director de Manufactura de GM OBB resaltó el objetivo que tiene la compañía por reducir el impacto ambiental de sus operaciones. “Comprendemos que la verdadera eficiencia productiva se construye sobre la base de procesos sostenibles. Desde hace 44 años mantenemos con el Ecuador un firme compromiso por desarrollar y mejorar la industria de manera responsable, incorporando como eje transversal de nuestra operación, una política ambiental permanente”, señaló Silva.

Finalmente, Bert de Bièvre, Secretario Técnico del FONAG, agradeció a GM OBB por su apoyo a los esfuerzos de conservación que realiza el Fondo desde hace casi 20 años, para garantizar la protección y conservación de alrededor de 155.100 hectáreas, que constituyen las fuentes de agua para Quito.

“Como FONAG promovemos la generación de alianzas como una estrategia consolidada para la conservación. Por esto, trabajamos con diferentes instituciones a nivel local. Estamos muy contentos de que GM OBB, una compañía que ha sido reconocida siempre por su liderazgo en gestión empresarial y de sostenibilidad, se sume a esta iniciativa para contribuir juntos al cuidado de nuestro más preciado recurso”, concluyó de Bièvre.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo