Controles visuales previos al inicio de clases influyen en el buen desempeño escolar de los estudiantes

Por agencias

El regreso a clases está cerca para la Sierra y Amazonía ecuatorianas y, los padres, empiezan a preparar listas de útiles, uniformes, calzado y todo lo necesario para que niños y adolescentes regresen a las aulas. Si bien los materiales escolares son muy necesarios, el buen estado mental y corporal es fundamental para que los escolares puedan pasar el año sin inconvenientes y rendir al máximo durante el período de clases. En ese sentido, la vista es uno de los sentidos que más influye en el desempeño escolar, puesto que, a través de los ojos, se recibe la mayor cantidad de información que llega al cerebro.

Karla Aguirre, optómetra de Óptica Los Andes, asegura que en la actualidad, la constante exposición a dispositivos electrónicos como computadores, tablets o celulares, sumado a la lectura de textos educativos y elaboración de tareas, puede afectar la salud visual de diferentes maneras por lo que es necesario que, antes del inicio de un nuevo ciclo escolar, los padres de familia realicen controles oftalmológicos a sus hijos para estar atentos ante cualquier señal.

  1. Sobre las enfermedades visuales más comunes en los escolares

 

  • SMuchos de los problemas visuales de los niños, si no son tratados a tiempo, pueden generar deficiencias visuales severas. Dependiendo de su origen, estos problemas pueden ser revertidos o se puede minimizar sus efectos a través del control constante del especialista en salud visual.
  • Las enfermedades más comunes que se presentan durante la niñez, y que afectan directamente el desempeño escolar de los estudiantes, son la hipermetropía, astigmatismo y miopía; también se pueden presentar alteraciones motoras y estrabismo. Dependiendo del nivel de estas enfermedades, se puede desencadenar otra afección como la ambliopía, conocida como ojo vago.

 

  1. Sobre la importancia de los chequeos visuales a estudiantes

 

  • El incremento sensorial y la agudeza visual en los niños se desarrolla hasta los 12 años, por lo que es sumamente importante realizar chequeos visuales continuos con el especialista. Visitar frecuentemente al optómetra o profesional de la salud visual minimizará los riesgos de la aparición de enfermedades visuales que, si no se tratan a tiempo, desencadenan consecuencias graves.
  • A partir de los 5 meses de edad, los niños ya trabajan binocularmente y es cuando empiezan a responder a la sensibilidad de la luz, movimientos y reflejos. Desde los 4 años inician su etapa socioeducativa, es decir, empiezan a ir a guarderías o jardines de infantes. Desde este punto en adelante es fundamental visitar regularmente al especialista de la salud visual.
  • 1 de cada 10 niños tiene problemas refractivos que requieren el uso de lentes. Esta estadística, según la especialista de Óptica Los Andes, debe ser una señal de advertencia para los padres, con el objetivo de prevenir problemas visuales mediante controles optométricos anuales.

 

  1. Sobre las recomendaciones para el cuidado de la salud visual en niños
  • Evaluarlos en casa: tomar en cuenta la distancia para dibujar o para ver la computadora o televisión.
  • Escuchar quejas o comentarios: expresiones de no sentirse cómodos al ver a la pizarra o dolores de cabeza frecuentes.
  • Estar atentos a los siguientes síntomas: mala agudeza visual de lejos o de cerca, visión doble, picazón, ardor, enrojecimiento o parpadeo excesivo.
  • Controles cada año para determinar cómo está la salud visual del niño y de ser necesario por problemas que se encuentren cada seis meses.
  • Uso de lentes adecuados: los lentes recomendados para los niños deben ser seguros, aptos para uso en infantes y flexibles. En el tema estético, deben aportar para su autoestima. Además, deben calzar bien para ser confortables y proveer una visión clara. Si no resultan confortables, el niño puede rehusarse a usarlos. La funcionalidad de los mismos y los materiales también influyen, pues la elección correcta del material ayudará a que los niños se sientan a gusto con su accesorio visual.
  • Para los colegiales, por ejemplo, es importante mantener una correcta postura e iluminación, para conservar una distancia prudente entre los ojos y los dispositivos como computador o celular. La recomendación de los especialistas es que esta distancia sea de unos 30cm a 40cm.
  • El uso de lágrimas artificiales también es recomendable para los estudiantes a partir de los 13 años. El uso de este recurso, sumado a lentes con filtros que protegen los ojos (como el de luz azul para dispositivos digitales), ayudará a un mejor rendimiento en cualquier actividad que la persona desarrolle.
  • Para los padres de familia, es importante colocar horarios de uso y de descanso para artefactos como la televisión y el celular. Lo más recomendable es que la exposición a este tipo de pantallas no supere las dos horas seguidas.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo