Crisfe: El ahorro en los niños es responsabilidad de la familia

La mejor manera de construir buenas prácticas de ahorro es durante el momento de diversión; entregándole dinero didáctico y preguntándole ¿Qué comprarías?

Por Andrea Martinez

En Ecuador viven cerca de seis millones de niños, niñas y adolescentes de 0 a 17 años, lo que corresponde al 35% de la población total del país (INEC, 2017).

Es indispensable crear hábitos de ahorro en este segmento con el fin de que conozcan, reflexionen sobre el valor del dinero y en un futuro no tengan inconvenientes al convertirse en población económicamente activa.

Karina Díaz, experta en Educación Financiera de Fundación CRISFE, explica que es necesario utilizar actividades lúdicas para llamar su atención.

La mejor manera de construir buenas prácticas de ahorro, consumo e inversión es durante el momento de diversión; entregándole dinero didáctico y haciendo la pregunta ¿Con ésta moneda que comprarías?

Además, se puede identificar las diferentes formas de ahorrar por medio de dibujos elaborados por el niño, finalizando la acción con un compromiso.

Otro punto importante es exponer la diferencia entre necesidades y deseos, de esta manera el niño solventará primero sus necesidades y postergará satisfacer sus deseos, por ejemplo: la necesidad del agua para vivir y el deseo de comer golosinas. Asimismo, un niño debe soñar, valorar sus talentos y aprovecharlos con el fin de cumplir sus objetivos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo