Juan Carlos Solines piensa en una ciudadanía empoderada

Juan Carlos Solines, candidato para alcaldía de Quito, dice que el "plan es poner los ojos en los barrios, pero por otro lado decimos que hay que ciudadanizar la política". candidato para alcaldía de Quito

Por Michelle Cardenas

Juan Carlos Solines, abogado y político ecuatoriano es candidato para la alcaldía de Quito por la lista 33. Él sostiene que se debe poner los ojos en los barrios, pero por otro lado señala que hay que ciudadanizar la política. Una política del siglo XXI donde toda la ciudadanía participa y es consciente para apoyar en la resolución de los problemas.

Juan Carlos Solines tiene 50 años. Es abogado y ha realizado estudios académicos en Estados Unidos. Ha cursado por universidades como Harvard y George Washington University, donde se especializó en diferentes temas como tecnología y administración pública. Se inició en la vida política con el Gobierno de Sixto Durán Ballén, donde fue su asistente personal y subsecretario de la Administración Pública. Posteriormente, continuó laborando en el sector público e incursionando en la política.

¿Qué plan proponen en caso de ser electo como Alcalde?

Primero hicimos un diagnóstico de la situación de Quito. No habido liderazgos en Quito. Eso explica mucho de la situación actual. Esto ha generado, entre otras cosas, que como ciudad la capital pierda jerarquía, la ciudadanía esté alicaída y que dejemos de ser esa ciudad líder en el contexto nacional y regional.

Entonces vemos que en el diagnostico hay un problema de falta de liderazgo, de ineficiencia en el modelo de gestión que hay que cambiarlo y de las fuentes de financiamiento para la ciudad. A partir de resolver esa trilogía, de liderazgo, nuevo modelo de gestión y nuevas fuentes de financiamiento, podemos ya pensar en qué hacer con la ciudad a corto, mediano y largo plazo.

Nuestro enfoque, nuestra propuesta principal es encargarnos de estas tres áreas fundamentales e inmediatamente poner los ojos en los barrios. O sea, Quito necesita que se comience a trabajar desde la base, desde la estructura.

¿Cuál considera usted que sería el principal problema de Quito?

Ahorita Quito tiene muchos problemas coyunturales que podrían mañana, con una buena gestión, dejar de ser problemas. Por ejemplo, el tema de la basura, no es un problema estructural, es un problema de gestión, de mediocridad.

Pero hay asuntos que sí son estructurales que para mí son los principales problemas de Quito. Que es por ejemplo el tema de equidad y de sectores desatendidos.

Hay sectores de Quito que están muy desatendidos, sectores que viven en el siglo XIX cuando estamos en el siglo XXI. Y claro, la gente que vive en los sectores más favorecidos o con servicios básicos y que cuentan con transporte, no está consciente de la realidad de otros sectores.

Hay barrios que viven con velas en las noches, y en zona urbana. Entonces hay que poner orden en la base, generar un nivel de equidad, atender a los barrios más necesitados y cuando tengamos una línea base, digamos de vida digna en la ciudad, comenzar a construir otras cosas.

Sobre los problemas urgentes 

Ahora, lo mencionado corresponde al problema estructural de Quito. Pero hay problemas muy urgentes que no pueden esperar a que primero volvamos a ser la ciudad equitativa, porque tienen que estar resueltos inmediatamente.

Ya mencioné unos, el de la basura, el tema de la movilidad, el tema de la inseguridad, el tema del desempleo que son los que más agobian a Quito. Si bien es cierto, el desempleo y la inseguridad son temas que le competen al Gobierno Central, pero una ciudad con liderazgo, más aún si se trata de la capital del Ecuador, debe tomar cartas en el asunto.

No puede estar a expensas de ver si es que el Gobierno o la Policía Nacional resuelve el problema de la inseguridad. El Municipio de Quito con liderazgo debe convocar a los entes encargados de seguridad interna, Ministerio del interior, Comandancia General de la Policía y decir, ¿qué vamos a hacer con Quito? ¿cómo vamos a hacer para resolver?

Y como alcalde de Quito,  ¿cuáles serían las propuestas para atacar este problema de la seguridad?

Por ejemplo, hay temas que le competen netamente al Municipio , como generar espacios públicos adecuados y seguros para que la gente se apodere de esos lugares, y no sean espacios donde reine la delincuencia. Entonces, temas como planificación, uso del espacio público, iluminación, campañas de empoderamiento para la ciudadanía, pueden ser grandes contribuciones.

Ahora, el tema de coordinación también es un asunto que puede tener mucho impacto. Por ejemplo, coordinar con la Policía y tratar los temas como de UPC en los barrios donde se necesite de estos centros.

La participación de la ciudadanía es importante, o sea, en la propuesta que nosotros hacemos es que por un lado decimos: poner los ojos en los barrios, pero por otro lado decimos hay que ciudadanizar la política. Donde todos participen.

¿Qué haría con el tema de desempleo?

Es similar al de la inseguridad en el sentido que también es una competencia del Gobierno central. Pero definitivamente el Municipio puede hacer y liderar muchas cosas para mejorar la situación del empleo en el distrito metropolitano. Por ejemplo, generar polos de desarrollo en las parroquias rurales, eso es fundamental. Las 33 parroquias rurales están abandonadas hoy en día y cada una de ellas tiene una potencialidad que debe ser explotada. Entonces, en lugar de que la gente abandone las parroquias para ir a buscar trabajo en la zona urbana o en el hipercentro, debemos generar alternativas para que esas parroquias se conviertan en polos de desarrollo agrícola, turístico, industrial o lo que fuera.

Y entonces , recluta a su propia población, o sea genera empleo, y a la vez se convierten en polos de desarrollo económico que contribuyan a la economía y al financiamiento de la ciudad, eso es fundamental. O sea revivir a las parroquias rurales. Por ejemplo Hay lugares con recursos geotérmicos similares a los de Papallacta, que no son explotados y podrían serlo.

Transporte y comercio informal

Sobre la utilización de transporte informal, Juan Carlos Solines considera que es posible que se utilicen servicios que te brinden seguridad y buen servicio. Las plataformas tecnológicas pueden ser una opción, pero es importante tomar en cuenta que se necesita ejecutar procesos y controles que permitan condiciones legales y que las normalicen.

En cuento a el comercio informal, sostiene que hay que brindar espacios que realmente sean útiles para los comerciantes y que no sean lugares lejanos, donde la gente no ingrese a comprar.

Te puede interesar 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo