Destacado TV

En Quito se realizó ceremonia de entierro de fetos y neonatos desconocidos

Sepelio de fetos y neonatos desconocidos se llevó a cabo en Quito con la finalidad de rendirles un homenaje.

Por Agencias

El entierro hoy en Quito de 36 fetos y recién nacidos no reconocidos ni reclamados, en el marco de un proyecto promovido por la Pastoral Familiar de la Arquidiócesis de Quito.
El camposanto Jardines de Santa Rosa al sur de la capital, fue el escenario de un sepelio inusual que despertó enorme emoción entre los asistentes y fue oficiado por el arzobispo de Quito y primado de Ecuador, monseñor Fausto Gabriel Trávez, quien bendijo los restos.

Los ataúdes fueron colocados en dos fosas comunes.

En pequeñas cajas blancas sobre las que reposaban fotografías y una breve identificación, habían sido colocados los bebés difuntos con edades comprendidas entre las diez semanas de gestación hasta neonatos que pudieron vivir algunas horas o incluso días.

"Queremos rendirles un homenaje, un adiós como ellos se merecen", dijo Amparo Medina, de la Pastoral Familiar y la Red Vida y Familia.

Ceremonia

Tras una misa en la que se les rindió tributo, oficiales de la Policía Nacional portaron una a una las cajas mortuorias antes de que un clérigo las rociara con agua bendita.
Posteriormente fueron entregados a fugaces "padres adoptivos" que les pusieron dos nombres, como manda la tradición en la nación andina, como por ejemplo el de Juan Francisco. Y algunos de ellos, entre lágrimas, los entregaron a los funcionarios del cementerio para que procedieran a su sepultura.
Los ataúdes fueron depositados en dos fosas comunes cada una de ellas con una lápida que rezaba: "En memoria de los niños no nacidos, 13 de marzo 2018".
EFE

Loading...
Revisa el siguiente artículo