noticias

Ecuador realiza a los pies del volcán Chimborazo el primer "Chaccu" de vicuña

Treinta comunidades se beneficiarán de esta tradición ancestral.

Por Agencias

Ecuador ha realizado por primera vez el ancestral ritual del "Chaccu" de la vicuña, un mamífero reinsertado en el país hace 30 años y cuya cría sostenible servirá para dar trabajo a las poblaciones indígenas de la Reserva Faunística Chimborazo, unos 220 kilómetros al sur de Quito.

"Serán treinta comunidades de (las provincias de) Tungurahua, Chimborazo y Bolívar las que se beneficiarán directamente de este proyecto", dice el ministro de Medio Ambiente, Tarsicio Granizo, en un comunicado difundido el 7 de septiembre por su oficina.

Chaccu, que literalmente significa "captura" en quechua, es un ritual ancestral de antes de la llegada de los españoles a América, y consistía en la captura y esquila de esa especie del grupo de los camélidos sudamericanos, familiar de la alpaca y que en Ecuador reside en la región andina.

El ritual, del que Granizo fue testigo, tuvo lugar el miércoles en las faldas del nevado Chimborazo, una reserva natural de 58.560 hectáreas de extensión y que es hogar de 7.600 ejemplares de la vicuña, que estuvo en peligro de extinción hace varias décadas.Fue en los años ochenta cuando Ecuador repobló esa zona con la colaboración de varios países vecinos, que le donaron hasta 1999 un total de 377 ejemplares.

De la histórica esquila de las primeras cincuenta vicuñas, ceremonial en el que participaron cientos de personas y que estuvo dirigido por un líder indígena local, los criadores han obtenido cinco sacos de fibra.Granizo indicó que esta practica ancestral debe ser recuperada y desarrollada como motor económico para las poblaciones indígenas locales. "Nosotros estamos listos para ayudarlos y a largo plazo esperamos la exportación de estos productos requeridos en el extranjero", explicó.

La fibra de vicuña es la más fina y cara del mundo y en los mercados internacionales una sola prenda puede llegar a superar los 16.000 dólares."Estamos felices de que se nos permita incursionar en este aspecto, en la actualidad hemos creado prendas de lana de borrego, de llama y de alpaca y sería la primera vez que lo vamos hacer en vicuña", señaló María Inga, artesana de Pulingui, en la provincia de Chimborazo.

Allí, en una ceremonia plagada de elementos ancestrales, el líder tribal recordó la relación con la "madre tierra", un elemento que ya estaba presente en los Chaccu hace más de cinco siglos, en los que nunca se hacía daño al animal.Después de siglos de caza indiscriminada, la conservación de la especie y su explotación se hace ahora en beneficio de las comunidades locales en cumplimiento del Convenio Internacional de la Vicuña de 1979, firmado por los cinco países que cuentan con la peculiar especie: Ecuador, Argentina, Bolivia, Chile y Perú. EFE

Loading...
Revisa el siguiente artículo