Un sueño de 250 kilómetros en pleno desierto del Perú

El deportista ecuatoriano Francisco Pinto será parte de la Maratón de los Sables, una carrera de 250 kilómetros de recorrido en el desierto del Perú. La prueba arranca el 28 de noviembre y Pinto viaja hacia Perú el día 26.

Por Santiago Argüello

El atleta ecuatoriano Francisco Pinto correrá la Maratón de Sables, una carrera de 250 kilómetros que se llevará a cabo en el desierto de Ica en Perú en seis días de duración. Esta competencia es autoabastecida, es decir los atletas de todas partes del mundo deben llevar su indumentaria deportiva y sus alimentos sobre sus hombros.
Pinto cuenta que en esta carrera se corren alrededor de 40 kilómetros cada día, usando algunas horas de la tarde y noche para descansar. “Toda la travesía es en pleno desierto y el día más duro es el cuarto, en el que se corren unos 80 kilómetros. Ahí se ve quién va a terminar la prueba y quiénes no”, dice.

El peso es determinante.

El deportista planea llevar 6.5 kilos en su mochila, lo que es el mínimo a cargar durante la prueba. “En esta carrera solo te dan unos 12 litros de agua por día y una carpa para descansar en la noche. Mi idea es intentar llegar entre los primeros cinco competidores a la meta, lo mismo que logré en una competencia muy parecida a esta que la realicé en Costa Rica hace siete meses”. Este reto en Perú inicia este 28 de noviembre.
Estas carreras, según Pinto, si bien entregan un premio económico, eso no es lo más atractivo. “Participar en estas pruebas de alto nivel cuesta más de 2.000 dólares. Cuando haces una buena prueba con una gran ubicación al final, recibes el derecho de participar en alguna carrera de este rango en el futuro. Eso es lo que más motiva”.
El ecuatoriano quiere hacer un buen trabajo en Perú con miras a participar en una de las competencias más importantes en 2018: El ‘Everest Trail’ que se realiza en los Himalayas.
Antes de explicar más a fondo esta prueba, Francisco recuerda que estas carreras desérticas antes se realizaban en el Sahara, pero por temas de seguridad ahora se han trasladado a América Latina, tal como sucede con el Rally Dakar desde hace unos cinco años.
“Esta carrera es solo a nivel de trote y las dificultades están en las dunas del desierto. Hay que saber correrlas adecuadamente para no perder la energía. Además hay que cuidarse de los callos en los pies, ya que eso puede ser determinante para retirarse y no cumplir el sueño”.
Para conseguir el objetivo, el cuidado del agua que se lleva es primordial. No solo sirve para refrescarse en el recorrido, sino que también con esta debes cocinar en la noche e incluso lavarte los pies y el rostro. Antes de este nuevo reto atlético, Francisco toma en cuenta las recomendaciones de su entrenador Gonzalo Calisto quien le ha dado las pautas para llegar con fuerza los últimos días luego de la cuarta jornada que es la más extensa. Hasta ahora han sido cinco meses de arduo entrenamiento.

Alimentación para llegar a la meta:

Toda la comida que llevas debe ser deshidratada. Solo hay que ponerle un poco de agua tibia y así ya es más suave y tiene el sabor de un arroz con pollo o con carne.

Antes del evento debes hidratarte mucho para evitar calambres en los músculos sobretodo en los primeros días de competencia cuando debes ir más rápido y tratar de ganar ventaja.

También hay que hacer dieta para no estar muy pesado e ir al gimnasio ya que tu torso debe estar muy fuerte para cargar la mochila mientras corres.Hay que comer muchas proteínas y carbohidratos que se complementan antes de la prueba. Ayudan mucho en torno a la musculatura.

Indumentaria para correr cómodamente:

Para que no ingrese arena a los pies y evitar las ampollas, hay que usar unas ‘polainas’ que son protectores que se ubican cubriendo los zapatos. Son una especie de bolsas que cubren la parte superior de los zapatos.

Los zapatos deben tener una plataforma gruesa pero no muy dura para los tobillos. Así te proteges la pisada.

La camiseta que se usa tiene una especie de perforaciones que permiten que se seque en apenas tres horas. Hay que usar la misma camiseta para ahorrar espacio en la mochila.

A parte de una gorra, se debe usar protecciones para la boca y ojos en caso de que existan ‘tormentas de arena’.

TE PUEDE INTERESAR:

Loading...
Revisa el siguiente artículo