Palencia Caballero se cansó de insultos por ser árbitro y abandonó el juego

Durante el partido, el juez le mostró la tarjeta roja al paraguayo Óscar Romero, del Alavés, y luego a Alexis Ruano, del mismo equipo, lo que provocó una gresca dentro del campo de juego.

Por Fernando Mendoza

Este fin de semana el fútbol español vivió uno de los momentos más singulares de los últimos años. El árbitro Daniel Palencia Caballero se hartó de la falta de respeto que reinaba en el campo de juego y se fue al vestuario.

Ocurrió durante la final del torneo amistoso Euskal Herriko Txapela que disputaron el Alavés y el Athletic de Bilbao, ambos equipos de la primera división.

Durante el partido, el juez le mostró la tarjeta roja al paraguayo Óscar Romero, del Alavés, y luego a Alexis Ruano, del mismo equipo, lo que provocó una gresca dentro del campo de juego.

Enojado por la decisión, Ruano se acercó a Palencia Caballero, lo tomó del rostro y lo insultó: “Eres un puto sinvergüenza hijo de puta”. De inmediato, el árbitro tomó el balón pitó el final, aunque aún quedaba tiempo de juego y el encuentro estaba 2 a 2 y se retiró del campo.

Desde la organización e lamentaron que el trofeo no tenga dueño: “Con empate en el marcador el árbitro ha tomado motu proprio la decisión de marcharse a vestuarios y no volver a salir al césped, pese a nuestros reiterados intentos de reconducir la situación”.

El árbitro informó lo sucedido a la Real Federación Española de Fútbol, que contempla este tipo de situaciones en amistoso y los castiga con sanciones en torneos oficiales. Por ese motivo, el futbolista Ruano podría recibir varias fechas de suspensión por “agredir” y “menospreciar” al árbitro.

A su vez, el jugador de 32 años pidió disculpas por lo ocurrido a través de un posteo en las redes sociales: “Tras lo ocurrido de ayer en Lasesarre quiero pedir disculpas al árbitro, y a los aficionados del Alavés, del Athletic y del fútbol en general. Me arrepiento. No voy a buscar excusas. Nunca lo he hecho. Está mal y mi deseo es reconocerlo. Lo que iba a ser una fiesta antes de empezar la temporada, acabó siendo un trago de mal gusto para todos los amantes de este deporte. Nosotros al final tenemos que ser un ejemplo y en eso me comprometo en el futuro”.

Esto ocurre en el marco de la sanción de cinco partidos a Cristiano Ronaldo por un empujón al árbitro en la ida de la final de la Supercopa de España ante el Barcelona. Por lo tanto, los aficionados aguardan un castigo ejemplar para el defensor.

Fuente: Infobae

https://www.youtube.com/watch?v=EnSKOyCxfsQ#action=share

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo