Robin Van Persie y 11 lesiones impactantes del fútbol

En ocasiones se suelen dar fuerte encontronazos en el rectángulo verde que propician impactantes lesiones en el balompié.

Por Edgar Sanchez

El fin de semana un incidente en Turquía impactaba al mundo del fútbol. El holandés Robin Van Persie sufrió un fuerte golpe en el partido entre su equipo, Fenerbahce, y el Akhisar Belediye.

Van Persie había anotado el gol que ponía en ventaja a su escuadra al minuto 26 y todo era felicidad hasta ese momento. Pero las sonrisas y festejos se transformaron en dolor e impacto. Después de 11 minutos de que el delantero tocara la puerta rival, sufrió un fuerte golpe en el ojo con el hombro de un rival.

Rápidamente las alarmas se encendieron y se rumoreó que existía la posibilidad de que el seleccionado nacional perdiera el ojo.


Fenerbahce comunicaba que el holandés era trasladado a un hospital y que, incluso, podía perder la visión por el golpe. Sin embargo, este lunes llegaron noticias desde Turquía que tranquilizan. El propio jugador publicó un comunicado en su cuenta de Twitter para entregar los nuevos antecedentes de su lesión.

“Quiero agradecer a todos por sus oraciones y buenos deseos tras mi lesión. También agradecer al cuerpo médico que me cuido”, comenzó escribiendo Robin Van Persie.

Tengo un pequeño desgarro en el párpado, pero luego de los exámenes médicos puedo decir que el ojo no está afectado, así que todo va bien. Estas cosas pasan en el fútbol. Estoy muy contento con el resultado del equipo y la victoria. Ahora me enfoco en el próximo partido, el derby”, agregó el holandés, quien festejó el 3 a 1 que consiguió Fenerbahce.

En tanto, desde el cuerpo médico también calmaron la situación y confirmaron que la lesión no es grave.

“Tenía sangre en el párpado. Después de los primeros auxilios, lo enviamos a un hospital a ver a un oftalmólogo. Allí nos dijeron que la situación no era tan grave. Va bien“, expresaron en un comunicado.

Ahora, Robin Van Persie y Fenerbahce se enfocan en el clásico ante Galatasaray, que se disputará el próximo 20 de noviembre.

Revisa el golpe que sufrió Robin Van Persie

No ha sido la primera escalofriante lesión que sucede en el terreno de juego. Muchas ocasiones los futbolistas sufren fuertes golpes cuando disputan el balón.

Por ejemplo, Leandro Romagnoli, futbolista del San Lorenzo de Almagro, se zafó el codo en el partido que disputó su equipo ante Lanús. Al ver la gravedad de la lesión, el argentino de 33 años pidió su cambio.

Gary Fawcett. El futbolista inglés amateur necesitó de 30 puntos de sutura, luego de que un rival le pasara por encima en la Liga West Lancashire.

Luis Montes. El futbolista mexicano estaba considerado para formar parte del 11 inicial del cuadro azteca en el Mundial de Brasil 2014, pero sufrió una fractura de tibia y peroné en una amistoso de preparación ante Ecuador.

Djibril Cissé. El francés iba a formar parte del Mundial de Alemania 2006 con el conjunto galo, pero se rompió la pierna en un partido de preparación ante China.

Eduardo da Silva. Cuando el croata formaba parte del Arsenal, una fuerte entrada de Martin Taylor, del Birmingham, le fracturó la tibia y el peroné.

Ronaldo. “El Fenómeno” no estuvo alejado de las lesiones. Cuando formaba parte del Inter de Milán, el crack intentó hacer varias fintas en un cotejo hasta que sufrió la rotura del tendón rotuliano de la pierna derecha.

David Busst. Cuando jugaba para Coventry City se rompió la tibia y el peroné, en un duelo ante el Manchester United.

Preston Burpo. El ex portero del New England Revolution, de la MLS, terminó su carrera cuando sufrió la rotura de la tibia y el peroné, en un choque ante Dane Richards de Red Bulls Nueva York, en 2010.

Wilfred Bouma. El jugador sufrió una terrible dislocación del tobillo, en 2008, cuando formaba parte del Aston Villa.

Henrik Larsson. Cuando el sueco era parte del Celtic Glasgow se lesionó gravemente la tibia y el peroné.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo