Nuevamente se duda del sexo de la atleta Caster Semenya

Por METRO

var VideoTV=”oTxX3aGh2c/country/”+nombre_pais(return_pais())+”/section/deportes/device/Desktop/type/embed/autostart/true/volume/0″; Lea también:

La atleta sudafricana Caster Semenya está nuevamente en el ojo de la polémica, las dudas sobre su sexo no han sido aclaradas y su participación nuevamente es cuestionada.

Se cree que Semenya podría tener una condición biológica intersexual o de hiperandrogenismo, pero la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) y la Federación Sudafricana de Atletismo jamás aclararon el tema.

Semenya podría ganar la medalla de oro en estas olimpiadas en los 800 metros femeninos, ha sido la corredora más veloz del año y por sus tiempos hasta podría batir el récord mundial impuesto en 1983.
Desde 2009, año en el que ganó los Mundiales de Atletismo de Berlín, se ha dudado incluso que Semanya sea mujer y se le solicitó someterse a pruebas de género.

Como consecuencia de las citadas pruebas la corredora se sometió a un tratamiento para controlar sus niveles de hormonas de testosterona, las cuales al parecer eran demasiado “elevadas” para ser una mujer.

La medicación al parecer empeoró sus tiempos, pero el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) solicitó a la IAAF que emita pruebas contundentes para obligar a la atleta a reducir los niveles de testosterona de su cuerpo y establecer qué sería “normal” en una competencia femenina.

No habiendo argumentos el TAS falló a favor de Semenya y de la atleta hindú Dutee Chand, quien también presenta altos niveles de testosterona.

De esta forma Semenya ha dejado de medicarse para disminuir sus niveles de testosterona y sus tiempos han vuelto a ser imbatibles y sus rivales han vuelto a quejarse y a poner en duda su sexo.
La médica estadounidense Joanna Harper, que integró paneles del COI y es además transgénero, dijo a la web sportsscience.com que se opone a la resolución de la CAS y más bien apoya al COI y a la IAAF.

Considera que las atletas con una alta base de testosterona tienen ventaja si compiten contra la amplia mayoría de mujeres.

Harper cree que atletas intersexuales pueden alzarse con varias medallas en Río, lo que puede generar controversia.

 “Es muy posible que veamos todo un podio intersexual en los 800 metros en Río, y no me sorprendería ver a hasta cinco mujeres intersexuales entre las ocho finalistas. Hay potenciales medallistas intersexuales en otras competencias también”, agregó.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo