¿Influye el sexo en el rendimiento del atleta?

Expertos nos dan su punto de vista sobre el rendimiento de los atletas por el desgaste que les pueda originar el sexo.

Por METRO

Uno de los récords marcados por los Juegos Olímpicos de Río 2016 es el número de preservativos que se entregó a los atletas: 450.000 (350 mil para hombres y 100 mil para mujeres), divididos para los cerca de 11.500 atletas que llegaron a inicios de agosto a la Villa Olímpica, Brasil.

Y es que algo de actividad física extra sucede durante los juegos. Pero ¿esta emoción sexual antes de una competencia puede influir en el rendimiento de un atleta?

Ver: Rio 2016: 9 grandes sorpresas de Juegos Olímpicos

Consultamos a los expertos. Todo viene desde las antiguas civilizaciones, incluyendo los griegos que afirmaban que el semen era algo divino. Pero hoy en día algunos deportistas mantienen la creencia que la frustración sexual, orientada por la abstinencia incrementa la agresión que es impotante en muchos deportes.

“No hacerlo (sexo) baja el nivel de testosterona a la de un niño, por tanto, desde una perpectiva biológica, el sexo en realidad puede incrementar el rendimiento, en especial en deportes donde algo de agresión extra podría ser el factor decisivo como ski-cross, patinaje de velocidad en pista corta o el hockey”, considera el sexólogo Carlos Santillán.

Te puede interesar:  Río 2016: Los deportistas que más ganan en Juegos Olímpicos

La testosterona, en particular, es la responsable de la agresión y el deseo sexual en hombres y mujeres, pero existe la creencia  o mito de que la eyaculación extrae esta hormona del cuerpo. Muhammad Ali, por ejemplo, no hacía el amor durante seis semanas antes de una pelea.

Pero la ciencia moderna ve las cosas de manera diferente  y aunque escándalos sexuales se han destapado durante las olimpiadas, uno reciente fue el de Ingrid de Oliveira, una clavadista brasileña, quien una noche antes de competir tuvo un encuentro amoroso y su desempeño dejó mucho que desear, para el psicólogo clínico Gino Escobar “no es atribuible a la actividad sexual el fracaso deportivo”. “La parte sexual influye de múltiples maneras porque es multidimensional, pero los deportistas de alto rendimiento tienen autocontrol y autogobierno, depende de la cultura personal y la educación sexual que se tenga. Quizá en unos atletas el desgaste sea mayor y no alcancen las metas propuestas”.

Pero sería el desgaste físico producto del sexo lo que le llevaría a fracasar a un deportista.  La psicóloga Angie Muñoz,  quien los últimso dos años ha dado terapia a futbolistas, explica que durante el sexo se queman alrededor de 50 y 70 calorías, que sería lo equivalente a subir y bajar un edificio de 4 pisos por las escaleras,  pero estas mismas calorías se recuperan con una noche de sueño… “El sexo en sí no es el problema, sino todo el entorno sicológico y, por ende, el rendimiento deportivo va a depender de cada persona”, dice la especialista.

En conclusión si es que el sexo influye en el rendimiento deportivo es algo se atribuye a la función psicológica del atleta. Esta parte es la más difícil de estudiar en el ser humano, dicen los especialistas y, de hecho, podría jugar un papel más importante en competencias importantes.

El mejor rendimiento de un atleta se alcanza con un balance de alerta y ansiedad. Por su puesto, trasnocharse o escaparse inclina la balanza en contra de estar “alerta” al día siguiente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo