Pesista norcoreano sería asesinado tras no revalidar el oro olímpico

No pudo retener la medalla dorada

Por metro

var VideoTV=”b4uYowMlkC/country/”+nombre_pais(return_pais())+”/section/deportes/device/Desktop/type/embed/autostart/true/volume/0″;

El pesista de Corea del Norte Om Yun Chol, medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, fue superado el pasado domingo por el chino Long Qingquan, quien conquistó un récord mundial y le quitó el oro, razón por la que sería asesinado cuando regrese a su país.

“Sé que no podré volver a competir nunca más, pues he deshonrado a mi pueblo. Estoy seguro de que al regresar a mi país el líder supremo Kim Jong-Un dará la orden a su guardia personal de asesinarme por no haber representado dignamente a a Corea del Norte, y no temo a la muerte, estoy convencido que es la única forma de pagar mi gratitud”, fueron las declaraciones del atleta publicadas por www.hechoinformativo.net.

Cuando el halterófilo se bañó de gloria en la cita olímpica de hace cuatro años, agradeció al mandatario norcoreano y al padre de éste último, Kim Jong-Il, por la máxima conquista.

“¿La razón de mi mejora y por la que he podido levantar 168 kilos? Ha sido el gran Kim Jong-Il quien me ha dado su ayuda”, fueron las palabras de Yun Chol tras el éxito olímpico.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo