Niños ladrones en los Juegos Olímpicos de Río

Río de Janeiro cerraba el 2015 con 1.202 homicidios y 37.133 robos a transeúntes

Por metro

Pese a que en el complejo deportivo hay medallas y emociones, en las calles de Río de Janeiro hay una oleada de robos. 

Algunos turistas han denunciado la presencia de niños ladrones que aprovechan la llegada de los turistas para hacer de las suyas.

Existen grabaciones donde se ven a los infantes aprovechar el descuido de los turistas y otros, en cambio, usan la violencia. 

Carteras, mochilas, teléfonos celulares, cualquier son objeto de robo y se ve, en imágenes, que no hay policía o fuerza pública que pueda hacer fuerza ante el hecho.

Río de Janeiro cerraba el 2015 con 1.202 homicidios y 37.133 robos a transeúntes, según datos del Instituto de Seguridad Pública (ISP). El Estado, por su parte, registró 4.197 homicidios y 65.560 robos. 

Las fuerzas de seguridad brasileñas intentan que no vuelva a dispararse el ‘modus operandi’ que atemoriza a vecinos y turistas, los ‘arrastoes’ -o arrastrones-.

Este sistema de robos es histórico en Río y consiste en robos masivos protagonizados por decenas de delincuentes juntos, que arrasan a su paso con lo que encuentran en las playas de Copacabana, Ipanema y Leblon.

En grupos de hasta 50 jóvenes, los delincuentes suelen bajar descalzos de las favelas y recorren la arena asaltando a todo aquel que se encuentre en su camino, portando armas blancas, y alguna que otra vez, de fuego.

En ocasiones incluso llegan a interrumpir el tráfico en calles enteras para robar en el interior de autobuses y vehículos. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo