¿Coronavirus, se fabricó en un laboratorio o tiene origen en la naturaleza?

Por Agencias

Una reciente investigación ha confirmado que el coronavirus proviene de la naturaleza. El estudio, realizado por expertos del Instituto de investigación La Jolla California, analizó su origen. En sus conclusiones pudieron indagar que la pandemia ha sido causada por un virus natural y no uno de laboratorio.

Estudios comprueban cómo las células madre han logrado recuperar a pacientes críticos de Covid-19

El coronavirus y su curación tendría una esperanza en las células madre

La composición genética del virus SARS-Cov-2 no es una mezcla de diversos virus como en hipótesis previa se manejaba. Los expertos indagaron en su origen, llegando a la conclusión que la enfermedad proviene de la naturaleza y no de origen humano.

Por otra parte, lograron descubrir que la enfermedad tiene llamativas características inusuales, que habían sido vistas en algunos animales. Estos son los osos hormigueros escamosos o pangolines, evidencia de que el virus pasó por ellos antes de llegar al humano.

El grupo de expertos, apenas comenzó a escuchar sobre la enfermedad, empezó complejos estudios para indagar en su origen. En una primera instancia, los científicos manejaban la hipótesis que el virus se había propagado desde un mercado de mariscos en Wuhan, China.

Sin embargo, algunos teóricos de la conspiración comenzó a plantear hipótesis que afirmaban que la enfermedad era creada. A finales de enero comenzaron los rumores con respecto al origen del virus, siendo alimentado por otra particular situación.

Teorías sobre su origen

Una de las situaciones que más alimentó la teoría conspirativa fue el hecho que el laboratorio de Wuhan estaba cerca del mercado de mariscos. El lugar, conocido como Instituto de Virología de Wuhan, estaba muy cerca del mercado de donde provenían los murciélagos infectados.

En palabras de Robert Garry, virólogo perteneciente a la Universidad de Tulane en Nueva Orleans. "Eso llevó a la gente a pensar que algún animal se escapó de por las alcantarillas. O que alguien del laboratorio salió y fue al mercado".

 

Hace algunas semanas, un grupo de científicos de Suiza afirmó descubrir que el coronavirus tenía en su interior fragmentos de VIH. Esta investigación causó controversia en el mundo científico y muchos cuestionaron su veracidad.

Ante esto, el reciente estudio desacredita este análisis, ya que los fragmentos son "similares" pero no son los mismos.

 

Según los expertos, el SARS-CoV-2 podría ser una mezcla de virus de murciélago y pangolín. Su intercambio genético se podría haber producido mediante la naturaleza, siendo los pangolines el principal puente con los humanos.

Esto porque, según los expertos, el virus se inició con los murciélagos y fue la unión con estos animales que lo potenció. En conclusión, la similitud del SARS-CoV-2 con virus de murciélago y pangolín es una de las pruebas para señalar que es de origen natural.

Te puede interesar

Loading...
Revisa el siguiente artículo