Ovaciones a los doctores que luchan contra el coronavirus resuenan en Latinoamérica

Desde Italia se extendió el homenaje colectivo que hacen los ciudadanos con aplausos al personal médico y de seguridad durante las cuarentenas.

Por Ángel Mendoza

El homenaje se ha hecho norma, una caricia al alma en tiempos de cuarentena. En distintas ciudades del mundo aplauden con ovaciones desde los edificios y residencias al personal de salud y seguridad que lucha contra el coronavirus. 

Los primeros videos de aplausos en las desérticas calles se extendieron desde Italia por las redes sociales y se viralizaron. Desde entonces en todas las ciudades con cuarentena se realiza a una hora determinada.

Es una manera de subir el ánimo, tanto a los encerrados como a los miles de trabajadores de salud, seguridad, prensa y gobierno que siguen trabajando durante las cuarentenas.

LIMA, SANTIAGO, BOGOTÁ… LAS CIUDADES Y SUS APLAUSOS

En Lima la cuarentena se decretó el lunes. La mayoría de los peruanos se han guardado bajo llave, aunque el virus sigue su avance.

Los limeños se unen al aplauso mundial a las 8:00 pm. Luego, entonan el himno nacional, Somos Libres, y dan vivas al país. Perú suma 318 casos confirmados y cinco decesos.

En Bogotá también se ha decretado la cuarentena. Los colombianos también afrontan la pandemia con todas las medidas posibles para contener el avance de la enfermedad.

Colombia contaba, este sábado, 196 casos, informó el diario El Tiempo.

Desde Santiago de Chile se anunció hoy la primera víctima mortal que deja el coronavirus en ese país donde se han endurecido las medidas de cuarentena para evitar el colapso de los servicios de salud.

En total, 537 personas tienen el virus en ese país.

Los argentinos también se unieron al aplauso. Contabilizan 225 casos positivos este sábado.

Quito también se ha unido a la ola mundial del reconocimiento a los médicos. Ecuador cuenta 532 casos confirmados y siete decesos. Uruguay contaba, este sábado, 135 casos.

DESDE TODOS LOS RINCONES, HOMENAJES

El sacrificio ha sido unánime. Pero son los trabajadores de salud y de seguridad quienes no se detienen en su trabajo.

El mensaje, en todas partes, es el mismo: Quedarse en casa es la mejor opción.

Quienes siguen trabajando están expuestos en primera línea a contagiarse del virus. Las imágenes de médicos italianos y chinos, por solo citar dos ejemplos, han dado la vuelta al mundo. Una ovación desde las ciudades sitiadas es una caricia al alma cansada.

La humanidad enfrenta uno de sus mayores desafíos. La unión es fundamental pero también la conciencia. Los aplausos  también son para todo aquel que se queda en casa, cumple las normas  y resiste.

RECOMENDAMOS VER

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo