BBC Mundo

La gente que devuelve casi todo lo que compra por internet

Cada vez son más los clientes que devuelven una y otra vez lo que compran, y este hábito está aumentando los costos de las empresas. ¿Por qué lo hacen y qué deberían hacer la tiendas al respecto?

Devolver un artículo recién comprado es más fácil que nunca gracias a internet. De hecho, los comerciantes tienen la obligación de garantizar ese derecho, pero ¿qué ocurre con los clientes que cambian por norma casi todo lo que compran?

El llamado "comprador guardarropa" compra y devuelve cosas de manera compulsiva. Es un perfil de cliente que ha aumentado en los últimos años y que plantea una serie de problemas para algunos comercios con dificultades.

Harriet Gordon cumple con ese perfil.

La joven de 28 años trabaja en Londres, Reino Unido, como consultora de recursos humanos y reconoce que solo se queda con la mitad de las cosas que compra en línea.

Suele gastar en torno a US$500 cada mes, pero devuelve artículos en los que se gastó unos US$250.

La mayoría de las veces lo hace porque la ropa no le queda como esperaba o porque el color o tela no tienen nada que ver a los de la fotografía que le convenció a comprar el producto en internet.

"Ves modelos llevando cosas que se ven fantásticas", explica, pero sostiene que no lucen igual cuando se las prueba.

El hecho de que muchas de las tiendas en las que compra ofrecen la recogida a domicilio de las devoluciones le facilita el proceso.

Prueba y descarte

A pesar de trabajar en una zona céntrica y comercial de Londres, Harriet Gordon dice que le resulta mucho más sencillo comprar online y así evitar las colas y el estrés de las tiendas físicas.

Es algo parecido a lo que le ocurre a Hester Grainger, una mujer de 41 años que compró siete vestidos para una boda en el sitio web Asos, una de las tiendas de moda en línea más populares a nivel global.

Tags

Lo Último


Te recomendamos