BBC Mundo

¿Té o café? La respuesta puede estar en tus genes

Los genes implicados en la percepción del sabor amargo influyen en nuestras preferencias a la hora de consumir bebidas con cafeína y otras sustancias similares. Sin embargo, “no todo está en la genética”.

¿Comienzas el día con un café fuerte? ¿O eliges en cambio una taza de té?

Tu decisión puede estar determinada por tus genes, principalmente por los implicados en la percepción del sabor amargo, según un nuevo estudio.

Tanto el té como el café contienen componentes amargos que contribuyen a darles su sabor característico, como la cafeína. Y el café puede contener además otra sustancia amarga llamada quinina, también presente en el agua tónica.

Ahora, investigadores en Australia y Estados Unidos concluyeron que los genes relacionados con la percepción de sabores amargos influyen en nuestras preferencias por consumir té o café.

Sensibilidad a la cafeína

"Ya sabíamos de estudios previos que los factores heredados juegan un rol en la cantidad de café o té que consume una persona", señaló Daniel Hwang, investigador de la Universidad de Queensland en Australia.

"Pero no sabíamos si específicamente los genes implicados en la percepción del sabor amargo influían en el consumo de bebidas con ese sabor", agregó Hwang, uno de los autores del estudio publicado en la revista Scientific Reports.

Tags

Lo Último


Te recomendamos