BBC Mundo

Cómo surgió la letra cursiva (o itálica) y cuál es su uso correcto en la escritura

“Siempre han existido” nos confirma un académico sobre esta breve inclinación de las palabras en un texto que ha servido para aclarar, resaltar o simplemente llamar la atención sobre un tema que está dentro del texto.

Algunos la llaman cursiva, otros la denominan itálica, hay quien se refiere a ella como bastardilla… Pero es siempre lo mismo: es esa caligrafía en la que los trazos están ligeramente inclinados hacia la derecha.

No hay más que verla para reconocerla, con esas letras que adquieren formas más voluptuosas y redondeadas que las de las habituales. Porque aunque a la tipografía con la que se escriben los textos principales se la denomina ‘redonda’, en realidad tiende a la verticalidad.

  1. Por qué en español decimos buenoS díaS o buenaS nocheS en plural (y no en singular como las demás lenguas)
  2. La incógnita de la letra H: ¿por qué existe si no suena?

La cursiva, en cambio, es más ovalada, resulta más suavemente curvada. Compruébelo usted mismo leyendo esta frase en cursiva.

La cursiva, junto con las mayúsculas y las comillas, es uno de los tres procedimientos básicos que se emplean para indicar que una palabra o grupo de palabras tiene un sentido especial.

La cursiva se utiliza tanto para dar énfasis como para advertir al lector de que una palabra o una frase puede no resultarle familiar, ya sea porque es extranjera o porque forma parte de una jerga o argot.

  1. Cancha, pucho, carpa y otras palabras que usas a diario y que quizá no sabías que provienen del quechua
Tags

Lo Último


Te recomendamos