BBC Mundo

3 datos que muestran la enorme influencia de los católicos en Estados Unidos pese a los escándalos de abusos sexuales en su iglesia

El peso de los católicos estadounidenses en la justicia, el Congreso o las urnas, contrasta con la crisis que sacude a la iglesia y su pérdida de fieles en un país que sólo tuvo un presidente de esa religión.

Es una paradoja americana: mientras la iglesia Católica se consume en Estados Unidos por escándalos de abusos sexuales, sus fieles ejercen en este país una influencia inimaginable décadas atrás.

Ya sea en el máximo tribunal de justicia, el Congreso o las urnas, la voz de los católicos estadounidenses ha adquirido un peso imposible de ignorar y a veces decisivo, señalan expertos.

Esto marca un cambio en las tradiciones de EE.UU., donde los católicos solían estar lejos de los centros de poder y apenas tuvieron un presidente: John F. Kennedy entre 1961 y 1963.

El fenómeno contrasta además con un presente en este país donde la iglesia Católica pierde fieles y se estremece por la renuncia reciente de un cardenal acusado de abuso sexual y el informe de un gran jurado en Pensilvania que indicó que líderes eclesiásticos encubrieron abusos sexuales de más de 1.000 menores por parte de unos 300 curas desde 1940.

  1. Unos 300 "sacerdotes depredadores" son acusados de abuso sexual de más de 1.000 menores en Pensilvania
  2. 6 relatos escalofriantes de los abusos a cientos de niños por parte de los "sacerdotes depredadores" en Pensilvania

"Ha habido mucho daño a la reputación del liderazgo de la iglesia. Eso no significa que las personas, las ideas y las políticas católicas no sean influyentes", dice Andrew Walsh, director del Centro para el estudio de la religión en la vida pública del Colegio Trinity de Connecticut, a BBC Mundo.

A continuación, tres datos que muestran esa influencia:

1. Mayoría en la Corte Suprema

Aproximadamente un quinto de la población de EE.UU. es católica, pero quienes profesan esa religión son mayoritarios en la Corte Suprema de Justicia de este país.

Cuatro jueces actuales del tribunal de nueve son católicos.

También lo es Brett Kavanaugh, nominado por el presidente estadounidense, Donald Trump, para reemplazar al juez retirado Anthony Kennedy, otro católico.

Tags

Lo Último


Te recomendamos