BBC Mundo

La Ley de Weber: por qué podamos diferenciar fácilmente 100 gramos de 120 pero no 200 de 220

¿Por qué pensamos que el tiempo pasa más deprisa cuando envejecemos? ¿Y por qué nos damos cuenta de que han subido el litro de leche en el supermercado si la cantidad es casi insignificante? Un médico alemán encontró la respuesta en el siglo XIX y la convirtió en ecuación.

¿Qué ocurre cuando entras a una habitación a oscuras y hay una vela encendida? Te percatas enseguida de la llama prendida, ¿verdad? Y si esa estancia está completamente iluminada, ¿cuánto puedes tardar en darte cuenta de que hay una vela alumbrando?

Casi con toda probabilidad mucho más que cuando apenas hay una fuente de luz.

  1. Por qué en 2019 un kilo ya no pesará un kilo

Ocurre lo mismo con el peso. Una persona puede distinguir perfectamente la diferencia de una pesa de 100 gramos de una de 120 pero no tan fácilmente la de una de 200 gramos de una de 220. Son 20 gramos de diferencia en los dos casos, sí, pero nuestra percepción se ve alterada por la Ley de Weber.

Un algoritmo

Y es que fue Ernst Heinrich Weber, un aclamado médico alemán de finales del siglo XIX que desarrolló una importante labor en los campos de la fisiología y la psicología, el primero en darse cuenta de esto y traducir este fenómeno en una ecuación o algoritmo.

La fórmula la mejoró un psicólogo coetáneo, también alemán, llamado Gustav Theodor Fechner, así que la ley realmente podría llamarse Weber-Fechner pero es más conocida por el nombre del primero.

Tags

Lo Último


Te recomendamos