BBC Mundo

“El crimen más británico de todos los tiempos”: el escándalo del hombre que burló al programa de TV ¿Quién quiere ser millonario?

Pregunta iba y venía. En total fueron 15 las que Charles Ingram respondió correctamente para conquistar el codiciado premio del programa británico “¿Quién quiere ser millonario?”. Pero en esa noche de 2001 pasó algo muy peculiar que provocó que el ganador fuese despojado de su triunfo.

En 2001, Charles Ingram, un excomandante del ejército británico, se convirtió en la tercera persona en ese país que ganaba el concurso televisivo "¿Quién quiere ser millonario?" ("Who Wants To Be A Millionaire").

Pero entre pregunta y pregunta y aplauso y aplauso, hubo algo muy peculiar en esa edición del programa y la clave no estaba en Ingram, sino en unas toses que se escuchaban.

Y más precisamente: en el momento en que surgían.

La más reciente obra de teatro del británico James Graham, "Quiz", evoca ese episodio televisivo, cuenta la historia de lo que el dramaturgo califica como "el crimen más británico de todos los tiempos": el escándalo de las toses en "¿Quién quiere ser millonario?".

Ingram fue acusado de hacer trampa.

De acuerdo con la acusación, Ingram contó con la ayuda de su esposa, Diana, y de otro concursante, Tecwen Whittock, quienes supuestamente tosían cuando la respuesta correcta era mencionada.

Ingram mantuvo que era inocente a lo largo del juicio.

Pero tanto él como su esposa y su cómplice fueron juzgados y declarados culpables de engaño y, en 2003, se les dictaron penas de prisión suspendidas.

El público vota

El público que asiste a la obra tiene la opción de expresar su opinión sobre la culpabilidad o inocencia de Ingram.

Tags

Lo Último


Te recomendamos