BBC Mundo

5 razones que hacen históricas las elecciones presidenciales en México

El próximo 1 de julio los mexicanos eligen a su nuevo presidente, en una reñida contienda con elementos que no se habían presentado en casi un siglo. BBC Mundo te cuenta qué hace especial a esta elección, la más grande de la historia.

Algunos creen que las elecciones presidenciales de este 2018 en México son las más importantes desde 1910.

Ese año, la reelección del entonces presidente Porfirio Díaz provocó la Revolución Mexicana, que causó la muerte a un millón de personas y cambió la vida del país.

Otros en cambio ven los actuales comicios como una competencia muy reñida, como pocas veces en décadas.

Pero en lo que casi todos coinciden es que este 1 de julio, cuando los mexicanos eligen al sucesor o sucesora del presidente Enrique Peña Nieto, es un proceso como no había ocurrido en casi un siglo.

  1. Las 6 elecciones presidenciales en América Latina que pueden redibujar el mapa político regional en 2018
  2. "Ahí vienen los rusos": la guerra sucia en la elección presidencial de México que inquieta a EE.UU.

Aunque tienen algunos meses en recorridos por el país, oficialmente la campaña empieza este 1 de abril.

Es la recta final de un proceso donde hay temas inéditos, como la participación de candidatos independientes o el voto por primera vez de 11 millones de jóvenes.

BBC Mundo te presenta cinco elementos que hacen histórica la elección presidencial de 2018 en México.

1. Elección gigante

Son cuatro los candidatos en disputa por el gobierno de México: Margarita Zavala, exmilitante del Partido Acción Nacional (PAN) y quien se presenta como independiente.

José Antonio Meade, postulado por la coalición Todos por México formada por el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), junto con los partidos Nueva Alianza (PANAL) y Verde Ecologista de México (PVEM).

También contiende Ricardo Anaya, de la coalición Por México al Frente creada por los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Movimiento Ciudadano (MC) y el PAN.

Y el último contendiente es Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Juntos Haremos Historia formada por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), con los partidos del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES).

Este 1 de julio además de elegir presidente los mexicanos votarán por candidatos a gobernadores, un jefe de gobierno, alcaldes, concejales, regidores, juntas municipales, sindicaturas, senadores y diputados locales y federales.

Según el Instituto Nacional Electoral (INE) hay 18.311 puestos públicos en disputa, la primera vez que se eligen tantos en un solo proceso.

Hay otros números. La lista nominal de electores es de 89 millones de personas, el más alto de la historia.

Desde octubre pasado, cuando inició el período electoral y hasta el 1 de julio se estima que se difundirán cerca de 60 millones de mensajes de los candidatos en radio y televisión.

Un proceso enorme, y también caro. Según datos del INE el dinero para financiar a partidos políticos, la organización de los comicios y el gasto de las autoridades electorales será de casi 33.000 millones de pesos.

Unos US$1.800 millones, sin contar el gasto que realicen los candidatos con financiamientos privados.

Tags

Lo Último


Te recomendamos