BBC Mundo

“Porque nos enfrentamos a estereotipos, intentamos tratar a las pacientes con más empatía”: así vive un matrón chileno una profesión dominada por mujeres

Para ser matrón, Gonzalo Leiva Rojas estudió cinco años de obstetricia y puericultura en la universidad. Lo que más le gusta de su profesión es asistir al parto y “estar en contacto con lo más básico de la naturaleza: el nacimiento de un nuevo ser”.

"Soy matrón", respondió Gonzalo Leiva Rojas cuando le pregunté sobre cómo debía describirlo profesionalmente, no sin antes disculpar mi ignorancia.

Yo había dudado entre utilizar las palabras ‘comadrón’ y ‘partero’, ambas aceptadas. Pero no contemplé el término utilizado por él y que fue recogido en 2014 por el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.

"El trabajo del partero es parecido, pero no igual", matizó este chileno de 32 años que trabaja en esto desde hace 11. Ellos se dedican a la parte más práctica de la profesión y no necesariamente tienen una formación académica.

Para ser matrón, en cambio, Leiva estudió en la universidad cinco años de obstetricia y puericultura. Pero lo que más le gusta es precisamente esa parte más empírica de asistir en el parto: "estar en contacto con lo más básico de la naturaleza: el nacimiento de un nuevo ser".

"De verdad, es algo mágico", contó a BBC Mundo.

Pero Leiva no siempre tuvo claro que quería dedicarse a esta profesión dominada por mujeres que ahora describe como su leitmotiv.

Tags

Lo Último


Te recomendamos