BBC Mundo

Por qué la sepia, y no el camaleón, es la verdadera maestra del camuflaje

Científicos de la Universidad de Cambridge descubrieron nuevos trucos de las sepias para camuflarse. Además de cambiar de color, también pueden variar su textura para confundirse con el entorno.

El camaleón está a punto de perder su cetro entre los animales capaces de cambiar su apariencia para desorientar a sus predadores.

Un molusco cefalópodo, conocido como sepia, además de cambiar de color, también puede cambiar de textura.

Esta nueva capacidad en materia de camuflaje fue descubierta por un equipo internacional de científicos del Laboratorio Biológico Marino de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido.

  1. El secreto de los camaleones para cambiar de color
  2. El cangrejo mutante que se clona a sí mismo y está invadiendo varias partes del mundo

La piel de estos animales está recubierta por pequeños órganos musculares conocidos como cromatóforos, que cambian de color ante una señal enviada desde el cerebro.

Además, tienen un segundo conjunto de órganos que pueden ser activados para crear una suerte de baches, o papilas, que pueden cambiar la textura de la piel en forma tridimensional.

Pasar desapercibidas

Esas papilas tienen varias funciones; entre ellas, contribuir a que las sepias pasen desapercibidas.

La capacidad que tienen es notable. Pueden imitar la textura de los corales, de las algas e incluso la aspereza de las rocas.

Los científicos que identificaron esta característica lograron estudiar el circuito neural que la hace posible.

El cerebro de las sepias envía una señal a través del ganglio estrellado que alberga un particular motor neuronal que controla las papilas de la piel. Este circuito nervioso es similar al de los calamares iridiscentes.

Ahorro de energía

Los investigadores también examinaron las papilas de las sepias para entender cómo son capaces de mantener la textura por un tiempo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos