BBC Mundo

Cómo el legendario Retrato de Arnolfini inspiró una rebelión 400 años después de ser pintado

La exquisita obra del pintor flamenco Jan van Eyck atrajo multitudes cuando llegó a la Galería Nacional de Londres. Y a un grupo de artistas descontentos le dio elementos para crear una nueva forma de ver. Además, les dio un espejo para reflejar otra realidad.

En 1842, la Galería Nacional de Londres adquirió un cuadro que había estado "colgado entre dos ventanas en un dormitorio durante unos 13 años, en los que fue visto por muchos visitantes, ninguno de los cuales lo consideró digno de especial atención".

No obstante, esa obra creada cuatro siglos antes estaba a punto de ser la inspiración de un nuevo estilo radical de pintura.

Se trataba de "El retrato de Arnolfini" -conocido también como "Giovanni Arnolfini y su esposa" o "El matrimonio Arnolfini"-, pintado por el artista flamenco Jan van Eyck en 1434, y había sido comprado por un coronel del ejército británico en medio de la dispersión sin precedentes de obras de arte resultado de las Guerras Napoleónicas.

Estaba empezando otro capítulo de la ya larga historia del exquisito óleo.

Digno de especial atención

 Retrato de un hombre (¿autorretrato?) de Jan van Eyck pintado en 1433, con óleo en roble (26 x 19 cm) © The National Gallery, London NG222
Retrato de un hombre (¿autorretrato?) de Jan van Eyck pintado en 1433, con óleo en roble (26 x 19 cm) © The National Gallery, London

Tags

Lo Último


Te recomendamos