logo
Noticias
El alcalde de la ciudad de Miami, Francis Suárez, que estuvo enfermo de COVID-19 y se recuperó, se convirtió en el primer donante en Florida, EEUU, de plasma sanguíneo de un convaleciente de la enfermedad, para ayudar a un enfermo de coronavirus. En Ecuador no se conocen aún casos como este. / EFEEl alcalde de la ciudad de Miami, Francis Suárez, que estuvo enfermo de COVID-19 y se recuperó, se convirtió en el primer donante en Florida, EEUU, de plasma sanguíneo de un convaleciente de la enfermedad, para ayudar a un enfermo  de coronavirus. En Ecuador no se conocen aún casos como este.   / EFE
Noticias 07/04/2020

Usan plasma de pacientes recuperados de covid-19 en nuevos contagiados

Ecuador está cerca de los 4.000 contagiados de coronavirus y casi 200 muertes por la pandemia, en la búsqueda de tratamientos que ayuden a salvarle la vida a los pacientes con mayores complicaciones, debido a la falta de vacunas, la denominada “inmunidad pasiva” también está en la mira de los médicos profesionales.
Se conoce que el Hospital Luis Vernaza de Guayaquil analiza si es factible practicar inmunidad pasiva en personas con codiv-19.

Pero, ¿de qué se trata este tratamiento?

Le consultamos a varios especialistas sobre el tema.

Uno de ellos es el Dr. Alberto Campodónico, especialista de la Clínica de Kennedy, quien nos comenta que 1 o 2 de cada 10 pacientes con covid-19 se recupera al 100% de la enfermedad.

“Estos pacientes estarían aptos para donar plasma, pero hay que realizarles estudios previos”, dice el especialista.

Inmunidad pasiva

La inmunidad pasiva es un tratamiento utilizado en la medicina cuando no existen vacunas específicas para una enfermedad infecciosa.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud ha sugerido el uso de plasma o suero de pacientes convalecientes en infecciones virales emergentes cuando no existan vacunas o tratamientos farmacológicos para estas infecciones”.
Al respecto, los médicos consideran a un paciente convaleciente de coronavirus cuando se ha recuperado totalmente y, al menos, han pasado 21 días desde que se le detectó la enfermedad.

“Cuando nos contagiamos de covid-19 en la sangre se identifican  dos anticuerpos: IgM e IgG. Estos ya se queda en la sangre del paciente aún después de su recuperación”, explica  Fernando Dávalos.

Estos anticuerpos son unas proteínas que forman parte del sistema inmune y circulan por la sangre.

Nos defienden…

La tarea de los anticuerpos es reconocer sustancias extrañas para el organismo, como los virus y las bacterias o sus toxinas, con el fin de neutralizarlas.  Además, una vez el cuerpo se ha expuesto a una sustancia foránea concreta, también llamada antígeno, los anticuerpos producidos para atacarlo persisten en la sangre, ofreciendo protección en el caso que, en un futuro, volvamos a contactar con el mismo antígeno.

¿Cómo es el procedimiento?

El Dr. Campodónico explica que el paciente recuperado de covid-19 es quien decide donar el plasma (no es obligación). Segundo, se toma la sangre donada para realizar los estudios.
“Se deben realizan pruebas de compatibilidad, estudiar qué tipos de anticuerpos se hayan en el plasma donado, por ejemplo, no se podría usar plasma que contenga VIH u otro tipo de infección así  el donante se haya curado de coronavirus. Si todo sale bien, y el plasma está apto para ser usado, entonces se le aplica al enfermo con covid-19, quien estaría recibiendo los anticuerpos y  se espera que se recupere, que no muera. Que sea efectivo el tratamiento”, precisa el galeno.

La gran incógnita
¿Los pacientes recuperados, hasta ahora solo 100 en Ecuador según estadísticas  del Gobierno podrían salir del confinamiento sin temor a contraer de nuevo la infección ni a contagiar a otros mientras les dure la protección de su sistema inmunitario?
“Todos los datos apuntan a que, una vez superada la infección, la persona queda protegida. Lo que no sabemos aún es cuánto durará esta protección”, dice el epidemiólogo Benito Almirante.
En el caso de la Covid-19, según los expertos, el hecho de que la mayoría de los afectados supera la infección sin complicaciones muestra que el sistema inmunitario responde de manera efectiva contra el virus.