Se crean buzones para evitar la muerte de bebés abandonados

La organización Safe Haven Baby Boxes lanzó esta iniciativa para evitar que los bebés fueran abandonados en la calle

Por Agencias

Hace tres años, la organización sin ánimos de lucro Safe Haven Baby Boxe ha instalado ocho buzones con el tamaño justo para alojar a un recién nacido. Esto se realiza con el fin de proteger la vida de los bebés que son abandonado en calles, plazas y parques en Estados Unidos.

El interior de los buzones, se asemeja a pequeñas incubadoras que son dotadas de todo lo necesario para que un bebé se mantenga con vida hasta que lleguen los servicios de emergencia. Cuando el niño se pone en su interior, en 30 segundos salta una alarma y en menos de 5 minutos el niño es recogido por profesionales.

“El último bebé que encontramos en una de nuestras cajas fue el pasado noviembre (…) Era una niña sana y la caja funcionó exactamente como tenía que funcionar. Se le llevó al hospital y ahora vive con una familia de adopción”. Así manifestó Priscilla Pruitt, portavoz de Safe Haven Baby Boxes.

La caja solo se podrá abrir desde el interior del centro para recoger al bebé. Además del sistema de alarma, estos buzones cuentan con reguladores de temperatura y un botón que está conectado directamente con el servicio de emergencias.


No obstante la ambigüedad legal ha causado controversias entre la ciudadanía. En Estados Unidos, cada estado marca sus propias leyes. En algunos puntos del país es ilegal el abandono de menores en la vía pública, pero no está penado si se entrega el bebé en un “refugio seguro” (Safe Haven), como hospitales, centros de emergencia, etc.

Según los expertos, la mayoría de los abandonos de recién nacidos tienen lugar en las primeras 48 horas. Que una madre renuncie a su bebé es una decisión que no siempre es voluntaria.

 

Te puede interesar

Relacionado

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo