Narcoterrorismo golpea a las fronteras

El presidente Lenín Moreno apeló ayer a la unidad para combatir a “un enemigo invisible”, al pedir la colaboración de varios países, entre ellos España, para que asistan con medios técnicos ante la situación de inseguridad en la frontera con Colombia, tras el nuevo secuestro de dos ecuatorianos.

Por Eva Acosta

No solo se trataría de un exguerrillero con un ejército en apariencia pequeño que está desatando el terror en dos países, Ecuador y Colombia.

 

Para el ejército el fenómeno no se reduce alias ‘Guacho’, sino que detrás de él está el narcotráfico que rompe fronteras.

 
Así lo evidencian tanto el brutal crimen de los periodistas y decenas de heridos del lado ecuatoriano y del otro lado, el pueblo de Tumaco que ha sido víctima de varios atentados y acciones que generan terror y caos como dejar sin luz a este municipio de más de 200.000 habitantes, en su mayoría pobres.

 
Por años las FARC ejercieron el dominio de este punto fronterizo, pero tras su desarme unos 12 grupos se disputan el control, según la Fundación Paz y Reconciliación.

 


Tumaco y Mataje están ubicados en la frontera colombo-ecuatoriana, donde se esconden los laboratorios de coca.

 
Este municipio colombiano tiene 23.148 hectáreas de cultivos ilícitos de coca, lo que representan el 16% del  total del país.

 
Según sondeos de inteligencia militar, quienes están en las filas del narcotráfico cruzan el río Mataje, Esmeraldas, cultivan la coca o son raspachines, es decir cultivan las hojas, las muelen y hacen la pasta base de cocaína, para luego regresarla a Colombia, o desde Mataje (Ecuador) enviarla a otros destinos del mundo, por los puertos del país.

 
“Esto se ha convertido en un crimen trasnacional, con tentáculos de estos delincuentes en países vecinos. Hay una gran influencia de los cárteles de México”, ha declarado  el general Mauricio Zabala, comandante de la Fuerza Despliegue Rápido Número 2 del Ejército colombiano.

 

Nuevos secuestros

Oscar Efrén Villacís Gómez y Katty Vanesa Velasco Pinargote, de Santo Domingo de los Tsáchilas, es la pareja secuestrada que ayer se dio a conocer a través de un video.
El ministro de Defensa, Patricio Zambrano, dió detalles de la pareja secuestrada.

 

“La información que tenemos es que son ecuatorianos y son de una provincia cercana a Esmeraldas”, dijo en el Palacio de Carondelet, en el Centro de Quito.

Zambrano aseguró que las dos personas, un hombre y una mujer, secuestradas por el grupo de disidentes de las FARC Óliver Sinisterra, en la frontera norte, no son militares.

 

Familias desplazadas

 

Aumentar la capacidad de albergues en Esmeraldas, Muisne y San Lorenzo, para atender a las personas desplazadas o que comenzarán a salir de los puntos donde es crítico el conflicto fronterizo es prioridad para el Frente Social, presidido por Augusto Barrera.
Berenice Cordero, ministra de Bienestar Social y de Educación, aseguró que actualmente se atienden a 158 familias, 54 de ellas permanecen en la iglesia católica de San Lorenzo.

 

 

“Embajadores de 5 países han acordado que gestionarán toda la cooperación en experticia y tecnología para luchar contra los grupos disidentes en la zona norte de Esmeralda”, presidente Lenín Moreno

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo