Aumentan los robos en semáforos en Guayaquil

Testimonios ciudadanos revelan la inseguridad que se vive en los semáforos de Guayaquil.

Por Eva Acosta

Eran cerca de 19:00 del último domingo cuando Gustavo A., de 47 años, iba en su vehículo por la ciudadela Las Orquídeas, norte de Guayaquil, y se disponía a girar, por una de las intersecciones del sector, rumbo a la autipista Terminal Terrestre-Pascuales.

 

Se detuvo en uno de los semáforos por pocos segundos y, desde su auto, observó como dos hombres en moto atacaron a una señora que iba en otro auto, de color rojo.

 

Asombrado, empezó a pitar pero los antisociales presionaron a la mujer del auto rojo hasta que ella bajó los vidrios y les entregó lo que sería su cartera.

 

“El robo no demoró ni 10 segundos, se veía claro como ellos golpeaban el vidrio de la ventana con algo que tenían en su mano, se veía como un fierro pero también llegué a pensar que era una pistola, estos dos hombres golpearon el vidrio por unos 8 segundos hasta que la señora les entregó su cartera”, cuenta el ciudadano.

 

Cuando el semáforo cambió a verde, dice Gustavo A., los carros siguieron su rumbo, “nadie se bajó, ni la señora afectada ni los demás que viajábamos a la par”, comparte.

 

Este hecho se repite y ha tomado fuerza el último mes en Guayaquil.

 

Y es que, según estadísticas oficiales, un promedio de 15 a 20 denuncias diarias por robo (delitos contra la propiedad) se registran en la Unidad de Flagrancia de la Fiscalía del Guayas.

 

 

Así lo ha señalado Víctor González, fiscal de turno, quien ha evidenciado un aumento de este delito en las últimas semanas.

 

La mayoría de las denuncias son puesta por mujeres.

 

 

Puntos críticos

 

Los puntos considerados por la ciudadanía como focos para la delinciencia son las avenidas principales o autopitas con semáforos.

 

Entre ellas, la Av. Rodolfo Baquerizo Nazur, la Fco. de Orellana, en los semáforos que quedan antes de subir el puente que conduce a la Cdla. La Alborada.

 

En Urdesa, a lo largo de la Av. Victor Emilio Estrada, principalmente en los semáforos de Bálsamos, Guayacanes, Las Monjas, Costanera, entre otras.

 

 

 

En el sur de la ciudad habría menos control

 

El robo a transeúntes que caminan por el perímetro de ciudadelas del sur como Las Acacias, La Pradera y Los Almendros está imparable, dice la ciudadanía.

 

La ciudadanía se queja por la falta de policías. Daniela Sánchez dice que hasta las 18:00 se puede caminar por el parque de Las Acacias.

 

“A diario son los robos por aquí y los delincuentes viven aquí mismo”, comenta y asegura “ya no sabemos que hacer, este parque es guarida de ladrones”, dice Sánchez.

 

 

Similar situación viven en la Cdla. La Pradera. Por las peatonales de este lugar, después de las 19:00, la sitiación es grave. El robo a celulares es lo que más se registra.

 

“Roban, venden droga, la presencia de ‘achecros’ (jóvenes que consumen la droga H), es terrible caminar por las noches, necesitamos policías que nos brinden protección”, dice Marcos Sarmiento, habitante de La Pradera 1.

 

Son innumerables los testimonios de los robos que sufren a diario la ciudadanía.

 

Pese a ello, en el último Comité de Seguridad  que se realiza en la Gobernación del Guyas todos los meses, el Comandante de la Policía Naciobal Zona 8, Marcelo Tobar, expuso que existe una reducción del 12% de delitos en la urbe porteña.

 

Relacionado:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo